El Colegio Almanzor se adapta a la nueva era

Colegio Almanzor de Córdoba.

El Colegio Almanzor ha arrancado esta semana el curso en las etapas de Infantil y Primaria afrontando el reto de adaptar sus espacios a la transformación que está sufriendo la educación. Para ello, ha realizado una fuerte inversión económica y personal para amoldar sus instalaciones a las más novedosas tendencias educativas, siempre enfocadas en el desarrollo integral del alumnado y en el crecimiento de su potencial.

El punto de partida ha sido un cambio arquitectónico en el diseño y transformación de la etapa de Educación Infantil, concretamente en el aula de tres años, los más pequeños del centro. "Tenemos el deseo de convertir de manera progresiva todos los espacios de nuestro colegio en una gran oportunidad de aprendizaje y convivencia", señalan desde el centro, "ya que estamos comprometidos con la adaptación de nuestras instalaciones a los cambios metodológicos y tecnológicos de la sociedad, y por tanto, de la forma de enseñar y aprender".

Así, los nuevos espacios educativos que plantea el Colegio Almanzor son compatibles con la filosofía del pedagogo italiano Loris Malaguzzi, quien defiende que la escuela "concebida como ambiente de aprendizaje, supone pensar en los espacios materiales como el tercer educador". Además, siguiendo las últimas tendencias de la neurología en materia educativa, se ha apostado por espacios amplios y con colores adecuados para potenciar un mayor rendimiento y un sólido estímulo para el alumnado.

A través de esta nueva distribución del espacio en el aula por áreas (sensorial, arte, matemática, lenguaje y juego simbólico) el centro pretende "responder a la creatividad innata de los más pequeños, ofreciéndoles una amplia gama de recursos distribuidos estratégicamente con un mobiliario flexible, cómodo y adaptado a la edad del alumnado". Con esta dinamización del espacio, el Almanzor da respuesta a la metodología basada en la neurociencia  y en teorías como las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner, "al permitir el desarrollo y el acceso al conocimiento del mundo con la puesta en marcha de los distintos tipos de inteligencias que coexisten en cada persona".

Materiales y recursos como mesas de luz y elementos naturales como agua o arena han pasado a formar parte de las aulas del centro, ya que está ampliamente testada capacidad como dinamizadores de las actividades educativas. A estas mejoras, el Colegio Almanzor une su privilegiada situación geográfica, junto al Parque de la Asomadilla y amplias zonas abiertas de recreo en las faldas de la sierra de Córdoba, lo que junto al huerto propio favorece el desarrollo de actividades al aire libre.

Etiquetas
Publicado el
12 de septiembre de 2019 - 19:05 h
stats