Cae una banda que robaba casas de campo del Guadiato

Una pareja de guardias civiles muestra los objetos recuperados.
La Guardia Civil ha detenido a cinco personas que actuaban de manera perfectamente organizada; los objetos recuperados están expuestos para que los reclamen sus dueños en el cuartel de Belmez

La Guardia Civil ha detenido en Peñarroya a cinco personas, de edades comprendidas entre los 20 y los 46 años, que conformaban un grupo delictivo dedicado al robo en explotaciones agrícolas y ganaderas, casas de campo e inmuebles aislados.

Las investigaciones se iniciaron cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento durante el pasado año, que principalmente en explotaciones agrícolas y ganaderas de la zona norte de la provincia, se estaban registrando delitos contra la propiedad, concretamente robos con fuerza en las cosas y hurtos, en los que el objetivo principal eran efectos de poco peso, cómodos de transportar y que tuvieran una venta fácil, herramientas y maquinaría entre otros efectos.

El estudio y análisis de las denuncias, unido a las inspecciones oculares practicadas en las explotaciones y casas de campo donde se habían producido los robos, permitió a la Guardia Civil comprobar que el modus operandi utilizado era básicamente el mismo, consistente en que tras forzar puertas o ventanas, accedían al interior de las instalaciones donde sustraían maquinaria y herramientas fáciles de transportar y de vender, entre ellos, taladros, generadores, motosierras, carburante, cableado eléctrico, etcétera.

En el desarrollo de la investigación la Guardia Civil pudo saber que los robos estaban siendo cometidos por un grupo de personas perfectamente organizadas, que contaban con un punto de de ocultación de los efectos sustraídos en la zona donde se estaban cometiendo los robos y que algunos de los objetos sustraídos, pudieran estar siendo vendidos por los supuestos autores a terceras personas.

Los datos obtenidos en las inspecciones oculares practicadas, permitieron identificar plenamente a uno de los supuestos autores, que resultó ser un vecino de Peñarroya, de 46 años, conocido por sus amplios antecedentes, quien tenía en propiedad una casa de campo en la zona.

Ante ello, se estableció un dispositivo de servicio que permitió confirmar las informaciones recibidas, detener al sospechoso y recuperar parte de las herramientas y enseres sustraídos en los robos investigados.

Al sospechar los investigadores que el ahora detenido pudiera ocultar los demás efectos sustraídos en dos inmuebles ubicados en la zona, se procedió al registro de los mismos, localizando en su interior otra gran parte de dichos efectos, entre ellos varios generadores, compresores, herramientas, taladros una soldadora, una fumigadora, un hornillo de gas, una bomba eléctrica de agua, varias motosierras, dos carabinas de aire comprimido, así como más de 200 gramos de marihuana, etcétera, que fueron intervenidos.

Con el avance de la investigación, la Guardia Civil también logró identificar y detener a los demás integrantes del grupo, que resultaron ser cuatro personas, también vecinas de Peñarroya-Pueblonuevo, conocidos todos ellos por sus antecedentes policiales de edades comprendidas entre los 23 y los 26 años.

El estudio de los objetos intervenidos ha permitido ya esclarecer 12 robos cometidos en explotaciones agrícolas y ganaderas, casas de campo e inmuebles aislados ubicados en la zona norte de la provincia.

La Guardia Civil imputa además a los ahora detenidos, un delito de tenencia ilícita de armas y otro de tráfico de drogas. Los objetos intervenidos, a efectos de su posible identificación, se encuentran en el puesto de la Guardia Civil de Belmez.

Etiquetas
stats