El Ayuntamiento podrá construir VPO en dos parcelas de la antigua cárcel de Fátima

Vista aérea del suelo de la antigua cárcel de Fátima.

El Ayuntamiento de Córdoba tendrá suelo suficiente en el barrio de Fátima para construir viviendas de protección oficial. Según consta en una respuesta parlamentaria del Gobierno a preguntas del diputado del PP Andrés Lorite, "tras la aprobación del Proyecto de Reparcelación" en el suelo que ocupó en su día la antigua cárcel de Fátima "resultan cuatro parcelas residenciales a favor de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado, SME, SA. (Siepse), y otras dos parcelas a favor del Ayuntamiento para destinar a Vivienda de Protección Oficial (VPO)".

El objetivo de Siepse es, precisamente, enajenar ese suelo. En la zona no se construirá ya ningún tipo de infraestructura penitenciaria. Así, se pretende vender este suelo ya parcelado a una constructora interesada en edificar vivienda libre. Con el dinero, Siepse reinvertirá en infraestructura penitenciaria. Mientras, este departamento dependiente del Ministerio del Interior también desgajará dos parcelas a favor del Ayuntamiento de Córdoba para construir viviendas de protección oficial.

El Consejo Rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo ya le dio el visto bueno definitivo al proyecto reparcelación en toda la zona que ocupaba la antigua cárcel de Fátima. En total, se podrán construir 236 viviendas sobre los suelos del antiguo centro penitenciario, derribado hace años. La iniciativa, que ya resolvió el Pleno, se realizó a petición de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios para edificar un total de 236 viviendas. Los terrenos de la antigua prisión provincial afectados suman 26.192 metros cuadrados

La edificación contará con 236 viviendas, de las que 164 serán libres y otras 72 serán viviendas protegidas, además de 159 plazas de aparcamiento en superficie y 262 dentro de los edificios residenciales. El proyecto también prevé más de 4.000 metros cuadrados para equipamientos, 1.200 para viales de conexión y 15.500 metros cuadrados de espacios libres.

En noviembre de 2013, el Ministerio de Hacienda sacó a la venta los cuatro solares, en los que está prevista la construcción de un total de 190 viviendas (el 70% libres y el 30% restante de VPO), pero no obtuvo oferta alguna. El departamento esperaba conseguir ocho millones de euros por la venta de estas cuatro parcelas. No lo logró.

Este suelo se desarrolló en el año 2008, justo cuando estalló la crisis del ladrillo. Sin embargo, su historia es muy anterior. En 2000, el Gobierno cerró tras décadas la prisión provincial de Fátima. Con su clausura, se liberaba una enorme cantidad de suelo para la ciudad. En 2002, el Gobierno y el Ayuntamiento firmaron un convenio para desarrollar esta enorme bolsa de suelo, a imagen y semejanza de los convenios que se habían firmado con decenas de ayuntamientos en el resto de España tras el cierre de otras prisiones y también de distintas instalaciones militares.

La operación no fue, ni mucho menos, especulativa. De los 25.000 metros cuadrados que ocupaba la antigua cárcel de Fátima, 20.000 metros cuadrados serían para la ciudad. El resto, 5.000 metros, lo ocuparían viviendas.

Etiquetas
stats