La atomización de la política cordobesa: hasta nueve partidos tendrán opciones en el Ayuntamiento

Panorámica del Pleno del Ayuntamiento | ÁLEX GALLEGOS

Del bipartidismo al multipartidismo. O en Córdoba, del tripartidismo al multipartidismo. La atomización ha llegado a la política córdobesa y hasta nueve partidos se presentarán con opciones a las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. En los casi 40 años de historia de democracia municipal en Córdoba han gobernado la ciudad (con algún tipo de responsabilidad) cuatro partidos: el PCE, IU, el PP y el PSOE. Durante años, hasta 2011, hubo gobiernos de solo tres partidos: IU-PSOE y PP. Hasta ese año (más allá del multipartidismo del año 1978) era casi imposible que irrumpiera un tercer partido en la política cordobesa. El Partido Andalucista jamás lo logró y lo intentó muchas veces. Pero algo empezó a cambiar en 2011 y sobre todo en 2015.

En 2011 irrumpió el partido de Rafael Gómez Sánchez, alias Sandokán, con muchísima fuerza. El PP ganó aquellas elecciones con mayoría absoluta pero UCOR se colocó en segunda posición por delante de IU y el PSOE. Por primera vez desde 1979, el salón de plenos tenía a cuatro partidos. Hubo que hacer obras en la sala noble de Capitulares para acoger nuevos despachos... obras que se quedaron pequeñas en 2015. Entonces (y hoy) un total de seis partidos lograron representación en el Pleno: el PP, el PSOE, Ganemos, IU, Ciudadanos y UCOR. Todas las encuestas apuntan a que probablemente un mínimo de siete partidos formarán parte de la futura Corporación.

La campaña de este año apunta a ser una de las más complicadas. De momento, hasta nueve partidos (como mínimo) y probablemente hasta 11 formaciones tengan opciones. Atendiendo a las últimas elecciones, un partido necesita un mínimo de 5.000 votos para lograr un concejal. Esa es la barrera que aspiran a superar muchos de los nuevos partidos que han ido surgiendo en los últimos meses.

Obviamente, en 2019 volverán a presentarse los grandes partidos. El PSOE aspira a renovar la Alcaldía, el PP a volver a obtenerla y Ciudadanos a aumentar su presencia. A la izquierda del PSOE se aspiraba a configurar una confluencia de partidos que parece haber saltado por los aires. Este miércoles Ganemos, Equo y hasta algunos militantes a título particular de Podemos decidieron crear Ganemos en Común, una marca electoral que aspira a renovar los cuatro concejales de la actualidad. Finalmente, no ha habido confluencia ni con IU ni con Podemos. Y esta última no está aún asegurada.

Según ha podido saber este periódico, de momento IU y Podemos solo han sellado la confluencia en Málaga. En el resto de provincias de Andalucía están estallando tensiones. En clave local, hay un sector de Podemos que se inclina por engrosar Ganemos en Común en caso de que descarrilen las negociaciones con IU. Otro sector aspira a presentarse en solitario. Mientras, IU no tiene ningún problema en volver a repetir el cartel electoral de 2015. Entonces, con sus propias siglas y en una ciudad donde IU ha sido especialmente fuerte, lograron cuatro concejales.

Y también se cuenta con que Vox, la formación a la derecha del PP, obtendrá varios concejales. Su entrada con fuerza en el Parlamento de Andalucía hace que muchos cordobeses se pregunten ya por el nombre del candidato de esta formación, que se ha convertido en una alternativa a los populares. En muchas encuestas aparecen ya con un mínimo de cuatro concejales en la futura Corporación.

Además, está UCOR. La salida de la cárcel de Rafael Gómez ha disparado los rumores. Él mismo lo comentó en su casa el día en que salió de prisión y su familia le recibió con una fiesta y un almuerzo. Gómez no podría ser el candidato. Su condena le inhabilita el sufragio pasivo. Pero podría hacerse lo que en muchos sectores apuntan como “un Puigdemont”: decir que vuelve a la política, aunque después no pueda recoger su acta de concejal. El actual concejal de UCOR, Rafael Carlos Serrano, ha asegurado que en semanas se decidirá si la formación vuelve o no a presentarse a las elecciones.

En caso de que Ganemos en Común, Podemos e IU se presenten por separado, y UCOR decida mantenerse también en la pelea, no serán nueve sino 11 los partidos que aspiren a tener al menos un concejal en la futura Corporación. Hay más formaciones.

El exconcejal del PP Ricardo Rojas sorprendió cuando presentó su formación y llenó el salón de actos de un hotel. Con Acción por Córdoba aspira a pescar muchos votos en el caladero de la derecha. De manera transversal, el Pacma espera que le vaya mejor que en las elecciones andaluzas. Los animalistas quieren entrar en los ayuntamientos, pero no lo tendrán fácil. Y lo mismo ocurrirá con el partido que han registrado los parcelistas, Córdoba Crece, que también quiere sentarse en el salón de plenos para exponer sus problemas. Partidos parcelistas ya ha habido en otros ayuntamientos andaluces.

Obtengan o no representación tantos partidos (es prácticamente imposible), lo que está claro es que la política municipal se ha atomizado. Y que en la campaña habrá tantas voces que será difícil poder escucharlas a todas.

Etiquetas
stats