Dos asociaciones de vecinos presentan dos recursos idénticos para anular el cambio de Cruz Conde y Vallellano

Los técnicos sustituyendo la nomenclatura de Vallellano | MADERO CUBERO

Dos asociaciones vecinales, Conde de Vallellano y Centro Histórico Córdoba, han presentado ante el Ayuntamiento de Córdoba dos recursos de reposición idénticos firmados por el despacho de abogados Lechuga & Prior para reclamar la anulación del cambio de nombre de las antiguas calles Cruz Conde y Conde de Vallellano, hoy Foro Romano y avenida del Flamenco, respectivamente.

Estas asociaciones de vecinos reclaman la "nulidad" del acuerdo de Pleno alcanzado por el Ayuntamiento de Córdoba en noviembre del año 2018 cuando se cambió el nombre no solo de estas calles, sino de otras 13 más. Solo la plaza de Cañero, que era de los Derechos Humanos, se ha revertido, y lo ha hecho no por decisión municipal sino por una sentencia judicial.

Estos tres nombres fueron punto de discordia entre el PP y el equipo de gobierno anterior de PSOE e IU a la hora de cumplir los acuerdos de la comisión de memoria que propusieron el cambio de nombre de calles que estuvieran vinculadas al franquismo. Así, el PP mantuvo y propuso en su programa electoral que estas tres calles, en concreto, debían mantener "su nombre popular y tradicional". Esta posición también ha quedado refrendada en los acuerdos de programa y las 23 medidas firmadas por PP y Ciudadanos para los primeros cien días de gobierno municipal, algo que finalmente no se ha producido. Tanto Cruz Conde como Vallellano siguen teniendo los nombres que se decidieron en el anterior mandato municipal.

Los acuerdos de la Junta de Gobierno Local de Córdoba son recurribles. Eso sí, tienen un plazo de un mes desde que se toma la decisión. No obstante, las dos asociaciones consideran que el acuerdo no les ha sido notificado hasta este 8 de octubre, cuando han acudido a la Gerencia Municipal de Urbanismo a consultar el expediente. Por tanto, entienden que el plazo de recurso expiraría el 8 de noviembre.

El recurso se basa en cinco puntos. En el primero se sostiene que el acuerdo no cumple la ley de la memoria ya que considera que este cambio de nombres no cierra heridas sino que las reabre. Además, sostienen en el caso de Cruz Conde que la calle "no se puso en conmemoración o exaltación individual o colectivo del golpe militar de 1936, ni del franquismo ni sus dirigentes ni de las organizaciones que sustentaron el régimen militar sino en honor y recuerdo emocionado y agradecido a un alcalde republicano por su visión urbanista y de proyección que trasformaron a Córdoba en una Córdoba moderna, con un Patronato de Turismo, un servicio de bombero y de guardia municipal y llevó y paseó el nombre de Córdoba por el mundo entero con la proyección de la Casa de Córdoba en la Exposición universal del 1929 en Sevilla".

En cambio, en el caso del Conde de Vallellano se afirma la avenida "no se puso en conmemoración o exaltación individual o colectivo del golpe militar de 1936, ni del franquismo, ni sus dirigentes, ni de las organizaciones que sustentaron el régimen militar sino en honor y recuerdo emocionado y agradecido a un buen ministro por su gestión para con Córdoba".

En los dos escritos se cita también la anulación judicial del cambio de nombre de la plaza de Cañero, que se ha llevado a cabo después de una sentencia. No obstante, en el caso de Vallellano y Cruz Conde nadie presentó un recurso judicial y por tanto el expediente siguió adelante.

Ahora la pelota está en el tejado del Ayuntamiento, que a buen seguro admitirá a trámite los dos recursos de reposición, a los que contestará. No obstante, es probable que este caso acabe también en los tribunales. El PSOE e IU ya han anunciado que lo harían en caso de que se cambiase el nombre. Y es casi seguro que los recursos presentados por estos vecinos también acabarán en los juzgados.

https://cordopolis.es/2019/07/29/se-va-la-plaza-de-los-derechos-humanos-vuelve-canero/

Etiquetas
stats