Almodóvar busca blindarse contra el covid y reducir los contagios y la presión en los centros de salud

Realización de test covid masivos en el polideportivo de Almódovar del Río | MADERO CUBERO

El municipio de Almodóvar del Río vive las peores semanas desde que se inició la pandemia sanitaria. La tranquilidad de la que han disfrutado sus vecinos se ha tornado en incredulidad ante el aumento desorbitado de contagios. De las 130 personas infectadas de coronavirus desde el mes de marzo, 109 han sido diagnosticadas en los últimos 14 días. La avalancha de contagios se frenó el pasado miércoles, cuando la localidad no registró ningún nuevo positivo. Pero la situación no está para nada controlada y ha llevado a la Junta de Andalucía a realizar un cribado masivo de test que se está desarrollando durante este jueves en el polideportivo municipal.

Ana Lemos es médica y responsable de la coordinación de este dispositivo en el que se han establecido cuatro puntos de realización de tests. En total serán 342 personas

pertenecientes al grupo de edad entre 18 y 59 años las que de forma voluntaria podrán

someterse al test hasta las 15:00. Las pruebas han comenzado a partir de las 10:00, cuando una decena de personas se ha acercado al polideportivo, aprovechando que aún no había iniciado su jornada laboral.

Una de las preocupaciones de la realización de estos tests masivos es la que la prueba finalmente conseguida sea muy poco representativa. Un ejemplo de ello lo tenemos en Lucena, donde tan sólo el 48% de las personas citadas acudieron a esta macro-prueba de coronavirus en la que tres lucentinos dieron positivo. En este sentido, Lemos ha señalado que para poder establecer un patrón de cómo el virus se está comportando entre la población, el porcentaje de participación debe ser superior al 30%. A las 11:00, las pruebas realizadas rondaban las 100 por lo que todo parece indicar que se sobrepasará dicho porcentaje.

El carácter voluntario y no sancionador es un handicap para este tipo de pruebas. Lemos cuenta con ello pero apela a la responsabilidad de la ciudad para, entre todos, conseguir detectar a las personas asintomáticas y reducir, con ello, la presión que se está viviendo actualmente en el centro de salud de la localidad y en el consultorio de la barriada de Los Mochos, zona que ha sido señalada como foco del contagio. Sin embargo, la médica no apunta a ningún barrio en particular y sí a las reuniones familiares y a las celebraciones. Lo que sí es cierto, enfatiza, es que el aumento de contagios ha obligado a posponer “cosas no muy necesarias” para centrar todos los esfuerzos en contener el virus.

Las pruebas que se están realizando, test rápidos de antígenos, permiten a los responsables sanitarios obtener el resultado en tan sólo 15 minutos. Si es negativo, los participantes están recibiendo un mensaje vía móvil. En el caso de tratarse de un positivo, el protocolo es diferente: se procede a llamar de inmediato a la persona infectada para que se ponga en aislamiento y evitar un mayor contagio. Se busca, además, frenar la transmisión comunitaria, como puede ocurrir en el caso de Jose. Aunque está empadronado en Almodóvar, vive en Villarrubia, donde trabaja de cara al público. Ha acudido a realizarse la prueba porque su madre pertenece a un colectivo de riesgo y su exposición al virus puede ser muy peligrosa.

Juana es la tercera vez que se realiza estos tests ya que previamente tuvo que someterse a una operación. Es una de las vecinas que alude a una pedida nupcial en Los Mochos como foco del contagio. “Me cuentan que fueron casi 300 personas, que no acudieron al pueblo, pero que sí que estuvieron en la barriada”. El rumor está en el pueblo pero muy pocos lo confirman. “Otra vecina me contó que escuchó a una diciendo que tenía el bicho pero que ella no iba a dejar de salir. ¿Eso cómo va a saber? Usted lo que es es una sinvergüenza”, relata a CORDÓPOLIS. Los jóvenes tampoco, aseguran, estarían siguiendo las medidas sanitarias. “Muchos chavales van por la calle y con la mascarilla en el hombro. ¿Qué hacemos con ellos?”.

Esta hipótesis de Juana coincide con las opiniones de otros vecinos que durante la mañana de este jueves también se han realizado la prueba. “Ha habido bodas y comuniones. Hoy tendríamos que empezar con las fiestas del pueblo pero no habrá, pero sí que ha habido relajación”, cuentan dos mujeres a la salida del polideportivo. No obstante, no todos comulgan con este supuesto. “La situación que vive Almodóvar no es fruto del relajamiento. Creo que todos los pueblos vamos a pasar por esto y ya está”, asegura Juan. Por su parte, Ana declina que la responsabilidad esté en los vecinos de la localidad, “sino en la gente que viene de fuera”. “Otros pueblos están así pero no salen”, afirma con seguridad, aunque sin especificar cuáles.

El polideportivo estará abierto hasta las 15:00 y la médica responsable del dispositivo espera que el flujo de gente aumente a partir de las 14:00, coincidiendo con la salida de los trabajos. Además, tal y como confirma a CORDÓPOLIS, personas que no estaban citadas están acudiendo para someterse a la prueba de manera voluntaria, todo un gesto de responsabilidad para frenar una curva que no deja de crecer.

Etiquetas
stats