La alcaldesa urge a afrontar “el grave problema de desempleo”

Más allá del “ruido mediático” (llegó incluso a usar el término “postureo”), la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, urgió ayer a afrontar “el grave problema de desempleo” de la ciudad. Ambrosio participó ayer en el Foro Diálogos Córdoba con un discurso que tituló La ciudad de las personas, en el que trazó lo que quiere que sea el mandato municipal iniciado hace siete meses.

La alcaldesa defendió precisamente el “diálogo” para insistir en que quiere ser “la alcaldesa de todos”. Dijo que su despacho está “abierto” para “recibirles, para tratar sus problemas, para oír sus críticas y, lo que es más importante, para buscar soluciones”. En este sentido, insistió en que “tenemos mucha tarea por delante” con “graves problemas que no admiten demora y también importantes oportunidades que no podemos desaprovechar”.

La regidora insistió en que “hay que crecer más y repartir mejor”. Así, sostuvo que la política de generación de empleo no es competencia municipal, pero que no renuncia a convertir al Ayuntamiento en un “catalizador de los recursos con que cuenta nuestra ciudad, con dos objetivos claros: favorecer la creación de empleo y estar en condiciones de ofrecer unos servicios públicos de calidad y de ayudar a la gente que más lo necesita con una política social eficiente”.

“Ni los problemas de los trabajadores, ni los de los desempleados, van a empezar a solucionarse de verdad hasta que avancemos decididamente en competir con productividad, haciendo las cosas mejor”, sostuvo. Ante ello, dijo que “no partimos de cero. Somos una ciudad bien comunicada, tenemos buenos recursos humanos, gente formada, buenas infraestructuras en todos los ámbitos (universidad, salud, transportes) y empresarios con fuerza y ganas de salir adelante. Tenemos que abrir para todos espacios de oportunidad, remover los obstáculos que los lastran”.

En este punto, la regidora reiteró los cuatro puntos de desarrollo económico en los que ha dividido su programa de trabajo. Cada uno de ellos coincide con un punto cardinal de la ciudad. Así, explicó que “el oeste será el escenario de nuestra apuesta definitiva por el centro intermodal de transportes de El Higuerón, de tal forma que se conecten las infraestructuras que se han generado en la zona”. “En el este de la ciudad, Rabanales 21 debe nuclear un potente polo centrado en la innovación y la investigación, donde tengan su hábitat natural empresas relacionadas con el sector agroalimentario, el biotecnológico, o sectores basados en nuestra tecnología de la información”, continuó. “En el norte vamos a impulsar los usos sostenibles de nuestra sierra en el ámbito del ocio, el deporte y el turismo relacionado con la naturaleza y el medio ambiente”, apuntó antes de explicar, por último, que “en el centro situaremos los proyectos relacionados con el emprendimiento, al objeto de atraer a todo aquel que quiera poner en marcha su proyecto en nuestra ciudad”.

DURÁN HABLA DE “UN NUEVO TIEMPO

El presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán, ha asegurado que España ha entrado “en un nuevo tiempo” y “en el proceso de búsqueda de estabilidad para los próximos 30 años, Andalucía tiene que estar desempeñando un papel relevante porque nuestra tierra tiene un peso y una representatividad más forjada que nunca”.

El presidente de la Cámara andaluza ha repasado la evolución de España desde la Constitución de 1978 y la ha calificado de “etapa fructífera pero que no debe parar y por eso debemos estar a la altura política y social y garantizar la igualdad de las personas, la cohesión y vertebración del territorio y la unidad de España, que son las señas de identidad de nuestro Estado”.

Para Durán, en este nuevo tiempo “sólo abriendo espacios de diálogo podremos conseguir que los ciudadanos confíen en sus instituciones y crean realmente que para salir de la crisis es necesaria la política. Por eso creo en los gobiernos que ejercen con respeto los derechos y la dignidad de todos. Por eso es imprescindible la colaboración y coordinación entre todas las administraciones. Los ciudadanos quieren que los partidos políticos nos entendamos, quieren que resolvamos sus problemas reales, no que nos enfrentemos”.

Sobre la alcaldesa de Córdoba, Durán ha dicho que “tiene una visión global de la gestión y de la política” y ha destacado su “trabajo incansable” y su “compromiso al frente de la Alcaldía de Córdoba, ciudad que lleva en el corazón y con la cabeza, una ciudad que conoce y quiere”.

Ha definido a Ambrosio como “una persona transparente, honesta, sencilla y cercana, que cree en la participación de la ciudadanía; una mujer suficientemente preparada para pilotar una administración con las luces largas puestas, pensando en el futuro de los cordobeses y cordobesas, y que nunca se va a encerrar en localismos excluyentes porque tiene muy presente que Córdoba no es ni una ciudad ni una provincia aislada, sino que el desarrollo de Córdoba también tiene que ver con el resto de la provincia, de Andalucía y con la colaboración con otras ciudades de nuestra comunidad y de nuestro país”.

En este sentido, Durán ha puesto en valor su “participación activa en ese eje de grandes ciudades junto a Sevilla y Málaga” porque, en su opinión, “Córdoba necesita el liderazgo de una persona que consiga sacar el potencial que tiene nuestra ciudad y que se convierta en locomotora de nuestra provincia y de nuestra comunidad”.

Por último, Durán ha dicho:

"Comparto y colaboro con ella en romper esa muletilla de tanto mal político, de partidos y de tertulianos de cafetería, del victimismo pasivo y de responsabilizar a otros, generalmente al Gobierno, de nuestros males".

Etiquetas
stats