La alcaldesa de Almodóvar culpa al PSOE del caos de Pérez Giménez

.
La regidora, de IU, pide a los administradores concursales que "tiren de la manta" para sacar a la luz las "responsabilidades políticas"

La alcaldesa de Almodóvar del Río, Sierra Luque (IU), ha pedido a los administradores concursales de Laboratorios Pérez Giménez que investiguen a fondo en el seno de la empresa y que "tiren de la manta si hace falta para sacar a la luz la nefasta gestión que se ha llevado a cabo en los últimos años, donde hay responsables políticos que han jugado con el porvenir de numerosos trabajadores que llevan ya diez meses sin cobrar sus nóminas", según ha informado el Ayuntamiento carbulense a través de una nota de prensa. La regidora ha hecho estas afirmaciones en un comunicado con el que quiere "mostrar su total apoyo a los trabajadores de la farmacéutica, afincada en la localidad, que hoy han comenzado una huelga de tres días para denunciar la grave situación en la que se encuentran, con diez nóminas de atraso y la amenaza de un ERE que afectará a cien contratos". Los trabajadores se han manifestado esta mañana.

La primera edil ha añadido que "desde antes de su implantación en el municipio, este Ayuntamiento ha apostado fuertemente por Pérez Giménez, ya que es una empresa viable", a la vez que aseguró que "los actuales responsables deben dejar que la firma opere en su sector y olvidarse de otras épocas en las que han utilizado los Laboratorios para enriquecer a otras empresas". En este sentido, Sierra Luque ha denunciado que cuando Rafael Velasco era vicesecretario del PSOE andaluz las relaciones con la empresa "se enrarecieron, ya que éste empezó a meter a gente de su cuerda a trabajar en la empresa, olvidando un convenio que había entre el Ayuntamiento y la empresa por el cual se comprometían a contratar a trabajadores del pueblo". En esta época fue cuando la fábrica comenzó a tramitar distintas subvenciones con la Junta de Andalucía, según informa el Ayuntamiento.

Tras la dimisión de Rafael Velasco, las prácticas poco transparentes continuaron, según la alcaldesa. Cuando Tecris adquirió la empresa "entró en escena José Enrique Rosendo, que apareció en varias reuniones acompañado de José Mellado Benavente, el que fuera director general de Arquitectura y Vivienda y presidente de la Diputación Provincial de Córdoba, entre otros cargos. En 2011 (estando el Sr. Rosendo en la empresa) la Junta de Andalucía le concede a la farmacéutica subvenciones económicas, al parecer a través de la Agencia IDEA, pero con el escándalo los ERES en la Junta de Andalucía, desaparece de la escena el señor Rosendo (quizás por su implicación en una de las tramas de este asunto)".

"Posteriormente entran en la fábrica Sergio Martínez y, en la sombra, Encarnación Ibáñez (ex senadora socialista), que compraron la empresa de una manera un tanto anecdótica. Martínez incluso llegó a admitir a la alcaldesa que se habían desviado distintos fondos y subvenciones de la Junta de Andalucía con destino a varias empresas de Constantina (Sevilla), Tarragona y Cádiz, argumento que posteriormente nadie ha investigado y siempre he obtenido la callada por respuesta allá donde he preguntado", aseveró Luque.

Por todo ello, la alcaldesa pidió a los administradores concursales que lleguen hasta el final y que "se depuren responsabilidades penales si hace falta, ya que desde que Pérez Giménez abrió sus puertas la fábrica ha estado manipulada por una mano negra llamada PSOE, que ha hecho y deshecho a su antojo sin controlar la viabilidad de una empresa que da empleo a 200 personas".

Etiquetas
stats