El aire en Córdoba alcanza durante varios días niveles de contaminación altos y muy altos

Vial Norte | MADERO CUBERO

La sequía, la ausencia de viento, la configuración de la ciudad y, sobre todo, la contaminación procedente principalmente del tráfico ha provocado que la ciudad de Córdoba haya superado durante varias jornadas consecutivas los niveles en los que respirar se hace peligroso. El pasado día 19, martes, los niveles de contaminación en dos observatorios de Córdoba pasaron de “admisibles” a “altos”. Estos niveles no han remitido hasta esta misma semana, según los informes diarios elaborados por la Junta de Andalucía.

En concreto, al día siguiente, el miércoles pasado, los niveles fueron “malos” en las tres estaciones de medición de la ciudad: Al Nassir, La Asomadilla y Lepanto. La causa eran las partículas en suspensión. El día 23, el pasado sábado, los niveles pasaron a ser “muy malos” en la estación de Lepanto, alcanzando niveles desconocidos. El martes la situación empezó a mejorar, aunque levemente. La calidad del aire pasó de ser mala o muy mala a “admisible”, según los informes diarios.

La ciudad de Córdoba aún no tiene actualizado un plan de la calidad del aire, como sí Madrid o Barcelona. De tenerlo, probablemente el Ayuntamiento tendría que haber tomado medidas extraordinarias, como regular el tráfico en puntos calientes de contaminación, como Lepanto o el Vial Norte.

A partir del 1 de enero de 2020, será obligatorio que las ciudades reduzcan sus niveles de estas partículas contaminantes a 20 fracciones. Actualmente, la ciudad los supera, por lo que tendrá que tomar medidas alternativas para lograrlo y mejorar así la calidad del aire de la ciudad y de sus vecinos.

Etiquetas
stats