Adelante pide fortalecer las inspecciones de trabajo en el campo andaluz para prevenir la explotación laboral

La parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía Luzmarina Dorado.

La parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía Luzmarina Dorado se ha dirigido este lunes a las distintas administraciones para demandar “el fortalecimiento de las inspecciones de trabajo en el campo andaluz, como medida preventiva para perseguir situaciones de explotación laboral”, como la sufrida por “más de un centenar de trabajadores extranjeros en la recogida de la naranja en Palma del Río (Córdoba)”.

Esta petición se produce, según ha informado Adelante, después de que la Policía Nacional comunicara este pasado domingo la detención de 29 personas en las provincias de Córdoba y Sevilla, dando por desarticulada una presunta organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral.

Así, desde Adelante han condenado los hechos y han expresado su preocupación por la proliferación de casos similares, señalando Dorado que “no podemos ignorar este tipo de situaciones, que es necesario sacar a la luz y perseguir con dureza, para poder combatir con eficacia delitos que atentan contra derechos fundamentales aprovechándose de la vulnerabilidad de los trabajadores, a los que se imponen condiciones de trabajo extremas e infrahumanas”.

A este respecto, la parlamentaria ha recordado que “fueron precisamente los testimonios recabados por agentes de Inspección de Trabajo los que pusieron a autoridades e investigadores sobre la pista de la comisión de delitos contra los derechos de los trabajadores y, en concreto, contra los derechos de ciudadanos extranjeros”.

Por eso, en Adelante Andalucía creen que “intensificar las inspecciones de trabajo y poner todos los medios a nuestro alcance para que estas situaciones no lleguen a producirse es la única vía por la que podremos realmente dignificar el campo andaluz, y el trato que reciben las personas se ganan la vida trabajándolo”.

En este sentido y en opinión de Dorado, “la explotación laboral siempre es perseguible, pero cuando se aprovecha de una situación de vulnerabilidad extrema como ésta hay que atajarla con más ahínco. No se pueden blanquear estas acciones, ni se puede permitir que determinadas voces de la extrema derecha nieguen este tipo de racismo o peor, que lo impulsen acusando y señalando a menores migrantes”.

Etiquetas
stats