Absueltos un constructor y un arquitecto por un accidente laboral en Alcaracejos

Fachada de la Audiencia Provincial de Córdoba | MADERO CUBERO

El Juzgado de lo Penal número tres de Córdoba ha absuelto a un constructor y a un arquitecto a los que la Fiscalía acusaba de ser responsables de un delito de lesiones por imprudencia. Estos dos profesionales se enfrentaban a una pena de dos años y dos meses de cárcel, y a una importante multa, acusados de ser responsables de no haber garantizado las medidas preventivas necesarias para evitar un accidente laboral ocurrido en una obra promovida por el Ayuntamiento de Alcaracejos en 2009, en la que un albañil que trabajaba en el tejado del silo del municipio se precipitó al vacío desde una altura de seis metros.

Según reza el fallo judicial, se considera como hechos probados que “los acusados cumplieron con las obligaciones que como empresario y arquitecto tienen encomendadas para evitar que se produzcan accidentes laborales, como dotar de las medidas de seguridad necesarias para trabajar en altura, tratándose de trabajadores experimentados. Sin embargo no vigilaron adecuadamente que se cumpliesen todas las medidas de seguridad conforme a los planes de prevención. Así no vigilaron que los trabajadores realizaran los trabajos utilizando la plataforma elevadora, que había en la obra, lo que sin duda hubiese evitado el accidente”.

No obstante, el magistrado detalla que en la zona había medidas de seguridad suficientes para evitar el accidente, como una carretilla elevadora, pero que los trabajadores no usaron. Por tanto, considera que no hay motivos suficientes como para condenar al arquitecto y al empresario, por lo que dicta su absolución.

Los hechos ocurrieron a primera hora del 13 de agosto de 2009, al precipitarse la víctima desde una estructura metálica mientras revisaba una obra en El Silo de Alcaracejos. El trabajador, empleado de una empresa de Alcaracejos, se precipitó al vacío desde una altura de unos seis metros. El herido, con un politraumatismo craneoencefálico, fue trasladado en un primer momento hasta el Hospital Comarcal Valle de Los Pedroches en Pozoblanco, aunque una vez que los facultativos del centro comprobaron la gravedad del herido decidieron su traslado al Reina Sofía de Córdoba. Según relata la Fiscalía en su escrito de acusación, el hombre 278 días ingresado en el hospital y sufre importantes secuelas que lo han dejado totalmente incapacitado.

La obra en la que se produjo el accidente consistió en la reconversión del Silo de la localidad en un centro termal con unas 60 plazas, una de las actuaciones más singulares incluidas en el Fondos Estatal de Inversión (Feil).

Etiquetas
stats