Febrero, el mes del terror para los galgos

En este mes acaba la temporada de caza y con él llega el fin para muchos galgos que son abandonados o, en el peor de los casos, ejecutados. Ayúdalos. En Córdoba,Galgos del Sur lo hace posibleGalgos del Sur

more

El 1 de febrero es el día mundial del galgo, pero a la vez es el mes en el que comienza su tortura. Con este mes, concluye la temporada de caza y muchos de estos bellos animales son torturados, ahorcados o, en el mejor de los casos, abandonados. Y esta es su única esperanza, pues solo en este caso podrán tener una segunda oportunidad. Ayer vi el documental "Febrero", primer documental producido por Waggingtale Films y estrenado el pasado año. Plasma la realidad del galgo en España. La caza de la liebre, práctica común en zonas rurales, especialmente extendida en Andalucía o Extremadura, expone a estos canes a una vida de miseria y crueles entrenamientos. Un sufrimiento que se extiende durante tres años, pues casi ninguno supera esa edad cuando son abandonados o ejecutados.

En España hay medio millón de galgos cazadores federados cada año y de ellos un 10% desaparece de este circuito cada temporada, estima Cristina García, de Galgos sin fronteras. ¿Dónde acaban esos 50.000 perros? Según el informe sobre abandono de animales en España de 2010 elaborado por la Fundación Affinity, el 10,4% de los animales abandonados en nuestro país fue debido al fin de la temporada de caza, aumentando esta cifra en Extremadura donde alcanza el 30,4% o el 21% en Castilla La-Mancha.

Varias ONG como SOS Galgos o Galgos Sin Fronteras han pedido mano dura al Seprona de la Guardia Civil, que muchas veces hace la vista gorda, y ha calificado incluso de "leyenda negra" este salvajismo. Sin duda, ese maltrato existe y es aberrante. De hecho, estas palabras indignaron tanto a estos colectivos que durante meses, PACMA, el Partido Contra el Maltrato Animal, decidió reunir pruebas que demostrasen que el abandono y el maltrato de los galgos no es un caso excepcional. Y así, en poco tiempo, reunió 50 casos de galgos mutilados o asesinados con violencia por sus dueños. Galgos abandonados en condiciones deplorables, otros quemados, atropellados, ahorcados e incluso despellejados para arrancarles el chip de identificación. Otros, directamente, mueren de inanición o por ahogamiento en el fondo de algún pozo profundo.

En 2011, según datos publicados en la Memoria de la Fiscalía General del Estado, solo hubo 309 procesos judiciales, de los que 267 quedaron archivados. Las sentencias condenatorias por malos tratos a animales domésticos fueron 32 y el resto de los casos concluyeron con sentencias absolutorias. Durante 2013, según la Sociedad Protectora de Animales y Plantas, solo en siete albergues de protectoras de la Comunidad de Madrid, se recogieron más de 1.000 galgos. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), en cambio, dejó en tan solo 53 la cifra total de galgos abandonados en toda España durante ese mismo año. Por tanto, los miles de galgos que recogen las protectoras, ¿no existen a ojos de la Guardia Civil?

Como se explicaba hace unos meses en eldiario.es, las protectoras han decidido no denunciar por lo general los delitos de abandono y maltrato a los cientos de galgos que auxilian cada año por falta de apoyo por parte del Seprona. Solo denuncian los casos muy graves, como aquellos en los que los perros han sido tiroteados o ahorcados.

Esta falta de colaboración con la Guardia Civil se debe a la falta de confianza que tienen las protectoras con su trabajo. "Son muchas las veces que las protectoras denuncian un delito, como malnutrición, por ejemplo, y que la Guardia Civil no estima que existe ese maltrato. "Las asociaciones se cansan de ser ignoradas y están saturadas con su actuación diaria como para perder tiempo", apunta Silvia Barquero de PACMA.

Está claro que nos encontramos ante un grave delito, contemplado en nuestro Código Penal como maltrato animal, y que reúne además todos los agravantes posibles. Por desgracia, no es tan sencillo probar quien es el autor de la atrocidad. Especialmente, porque la Guardia Civil no suele indagar mucho, ya que los aprensivos dueños de estos miles de galgos asesinados arrancan sin piedad el chip de sus canes para que nunca puedan localizarles. Por eso, la mejor solución es dar a conocer esta atrocidad, condenarla y combatirla. No podemos permitir que los galgueros sigan tratando a sus perros como mercancía. No son objetos de los que poder deshacerse cuando ya no son rentables para sus dueños.

Adopta un galgo

Adopta un galgo

Sin duda, la mejor opción para estos perros es que tengan una segunda oportunidad. Para ellos, hay decenas de protectoras en toda España que se encargan de recuperar a los galgos –a veces realmente malheridos-. Los cuidan, los operan y los llevan a casas de acogida. Y una vez que están aptos para la adopción los llevan a casas donde los van a querer, a mimar y a darles esa oportunidad que tanto merecen. Si quieres ser una de estas familias no dudes en contactar con alguna protectora. En Córdoba, existe una de las más importantes de España: Galgos del Sur. Necesitan familias de acogida y de adopción, pero también ayuda económica para poder hacer frente a los importantes gastos que supone poder tratar y curar a los perros. Así que no lo dudes, échales una mano. Puedes hacerlo en este grupo Teaming. Y por solo un euro al mes. Yo ya lo he hecho. El hecho de escribir este artículo y conocer las barbaridades a las que someten a muchos galgos me ha convencido. Espero que también os convenza a vosotros. Estos cariñosos animales sabrán como agradecéroslo.

Ver el documental FEBRERO

[vimeo id="74956745" width="620" height="349"]

Febrero, el miedo de los galgos (V.O) from Waggingtale Films on Vimeo.

Etiquetas
Publicado el
6 de febrero de 2015 - 01:44 h
stats