Inconvenientes y ventajas de comprar una vivienda

Obras en una vivienda.

En los últimos meses se ha incrementado la compra de viviendas en nuestro país, principalmente por fondos de inversión y por inversores particulares que ven una opción de inversión  alternativa al tradicional plazo fijo de los bancos.

Es cierto que la rentabilidad, sobre todo en ciudades como Madrid y Barcelona, puede llegar a superar de media el 8% si tenemos en cuenta la revalorización y los ingresos por el alquiler de la vivienda.

La compra de viviendas ha vuelto a ser una inversión rentable para algunos ahorradores,  pero ¿qué ventajas y desventajas puede conllevar comprar  una vivienda para vivir?

Lo primero que deberíamos plantearnos es la siguiente cuestión, bien porque tengamos que pedir una hipoteca o no.

¿Cuánto puedo pagar en comprar mi vivienda?

Es decir, ¿con mis ingresos actuales y futuros tengo capacidad económica de poder hacer frente todos los meses al pago de una cuota hipotecaria durante "x" años?

Tendremos que saber que vamos a tener unos gastos adicionales al precio de adquisición de la vivienda: gastos de notaría, registro, impuestos, etc.

¿Cuáles pueden ser las ventajas de comprar vivienda frente a la opción de alquilar?

Quizás la principal ventaja sea que se adquiere un bien inmueble en propiedad.

Puede que siga siendo un buen momento para comprar ya que los precios de la vivienda han bajado de media más de un 30% en los últimos años como consecuencia de la crisis inmobiliaria.

Otra posible ventaja es que nos va a permitir poder tener acceso a la financiación al solicitar un préstamo con la garantía del inmueble si lo tenemos libre de cargas.

Pero no todo van a ser ventajas. También es oportuno reflexionar sobre ciertos inconvenientes que pueden conllevar la compra de una vivienda.

Si necesitamos financiación habrá que añadir a los gastos antes mencionados los correspondientes a los gastos de constituir un préstamo hipotecario.

La compra nos requiere contar con un ahorro previo, es muy complicado encontrar hoy una entidad que nos financie más del 80% del valor de la vivienda.

Nos va a limitar nuestra capacidad de ahorro y de realizar otros gastos –menor capacidad de consumir- si necesitamos una hipoteca, ya que tendremos que destinar un porcentaje elevado de nuestros ingresos al pago de la hipoteca.

Tendremos unos gastos vinculados a la vivienda como puedan ser el Impuesto de Bienes Inmuebles, el pago de la  cuota de la Comunidad de Vecinos, seguro de la vivienda, luz, agua, etc.

Y habría que pensar en la limitación en nuestro desarrollo profesional y familiar ya que nos "atamos" a un lugar concreto donde vivir durante un período largo de nuestra vida.

Los últimos años nos han enseñado lo difícil que es vender una vivienda cuando más necesidad tenemos de vender a un precio razonable.

Dicen los expertos que la compra definitiva de nuestra vivienda debería realizarse en el momento que el que hayamos alcanzado nuestra estabilidad familiar y profesional.

La decisión de comprar una vivienda es una decisión muy personal, y quizás la mayor inversión que hagamos en nuestra vida…

Etiquetas
Publicado el
22 de febrero de 2017 - 21:27 h
stats