Cosas

Me gusta ver a los extranjeros en los centros de salud. Además de hacerte creer que vives en una ciudad cosmopolita y amable me reconforta pensar que si fuera yo el extranjero también me atenderían sin miramientos.

14 kilómetros separan Europa de Africa. Pondría una pasarela de madera, de 14 kilómetros, sin fronteras ni aduanas para que pasara quien quisiera en bicicleta de un lado a otro.

La calle Gondomar es casi calcada a otra calle comercial de una ciudad española pero no sé cuál. Quiero decir que la distribución de las franquicias es idéntica a la existente en otra calle comercial de otra ciudad que todavía no he descubierto. Pero es un acertijo que pronto resolveré.

Córdoba es una ciudad culturalmente aburrida porque no tiene un karaoke.

Lo culto es natural, explícito, no requiere explicaciones.

Hay algo fascinante en los buzones de los apartados de Correos. No lo he reflexionado aún, debe ser un punto donde confluyan lo analógico, y lo privado con algún atributo más que todavía no he concretado.

Convertiría el Hotel Boston en un centro para convenciones de autores de crucigramas.

Etiquetas
Publicado el
12 de septiembre de 2013 - 03:33 h