Números gordos...

Siempre me ha gustado hacer cuentas, sobre todo las del tipo "Gran Capitán", son fáciles y sirven para aproximarse a algunas cuestiones mesurables que en un primer momento nos parecen inasibles.

Por ejemplo, como explicar de manera didáctica a mis hijos de 6, 8 y 9 años, lo que significa que el río lleve 2.400 metros cúbicos de agua por segundo, caudal que fue el causante de las dañinas inundaciones de 2010. Lo más fácil para que se hagan una idea es asomarse al río y quedarse hipnotizado por la fuerza de la naturaleza hecha corriente de agua. Pero después de ese momento de enanismo existencial, se les puede decir que, si el estadio del Arcangel, desde el cesped hasta la cornisa, fuese una inmensa piscina (100.000 metros cúbicos) el Guadalquivir tardaría en llenarla 42 segundos. Eso lo entiende cualquiera.

Siguiendo con las cuentas a la capitana, podríamos contar a nuestros pequeños aprendices que el camino desde el puente de San Rafael hasta Encinarejo es una línea recta por carretera, pero si lo hacemos por la orilla sinuosa del río (ese es el trazado del dique que haría falta para proteger algunas de nuestras parcelaciones inundables en suelo irregular... ¿o es al contrario?), tendríamos que recorrer, aproximadamente, 20 kilómetros, que es la distancia que hay desde el Ayuntamiento hasta la Mezquita veinte veces. Eso lo entiende cualquiera.

https://twitter.com/Meteofreak/status/311801946480734208

Podría llevarlos a Pareja, un pueblecito de Guadalajara donde han hecho un dique en su pantano. El dique, de 218 metros de longitud, ha costado 6.000.000 de euros. Si aplicamos el sistema de cuenta cordobesa, un dique de 20 kilómetros costaría 550 millones de euros. Pero para no ser manirrotos, nos iríamos a lo menos que se despacha en muro de protección, muro de escollera o talud. Ese elemento no cuesta menos de 1.ooo€ el metro lineal. Eso quiere decir que los 20 kilómetros de protección cordobesa, o murallón de la vergüenza, costarían la bonita cantidad de 20 millones de euros. Eso lo entiende cualquiera.

Y para terminar con este post pseudo contable, les daré una cifra que les va a encantar.  La promoción de 123 viviendas de protección oficial que VIMCORSA edificó en Mirabueno, costó 8 millones de euros.  O sea que, nos sale más a cuenta realojar a los parcelistas de primera línea de río. Y eso, cualquiera entiende que es un disparate.

*El tuit se lo debo Carlos Puentes, colega en blogópolis y referente meteorológico en estos días acuosos.

Etiquetas
Publicado el
14 de marzo de 2013 - 05:01 h
stats