El aguacatazo

Nos encanta la gastronomía, el buen comer. Y como tantas veces en la historia, desde que Colón descubriera las Américas, productos de este lado del océano los hemos hecho nuestros incorporándolos a nuestra gastronomía hasta el punto de perder la perspectiva de su origen. ¡Oye! El salmorejo... demos gracias a que el tomate se trajo en uno de esos navíos, o nuestra tortillas de patata... La papa es un producto americano.

Ahora incorporamos otro excelente producto, el aguacate. Eso sí, los invernaderos de la

zona de Almería y Murcia no producen este fruto tan sano y sabroso, una joya de la dieta mediterránea y si no al tiempo, como el que yo consumo aquí en México. Llamo por teléfono cuatro días antes de mi llegada a Córdoba a la familia: "por favor, comprad tres aguacates para cuando llegue". Claro, son piedras de cantera de duros que están y hay que esperar días para consumirlos en un estado más o menos óptimo. Aún así, sorpresa, abres el aguacate y está negro y con muchísimas hebras de fibra... No es mantequilla como el fruto 100% mexicano. Y esto, lo puede corroborar cualquiera que haya visitado la Ciudad de México o un español residente en el país azteca.

Es una adicción que ahora México ha convertido en un rentable negocio. El aguacatazo. Las exportaciones del aguacate mexicano a Canadá y España han avanzado con éxito. Según datos de la Secretaría de Agricultura mexicana el pasado año se exportaron 29 mil millones de dólares en aguacate. Ya que de cada 10 aguacates que se consumen en el mundo, 8 son de origen mexicano. La producción nacional está ya en casi 116 mil toneladas y claro, es un negocio muy, muy rentable, si no vayan ustedes a cualquier mercado o tienda local a pedir un kilo de aguacate y a ver qué cobran.

Un lujo que muchas economías familiares no se pueden permitir, pero que en la

gastronomía española es cada día más común encontrar tanto en ensaladas, en platos de inspiración mexicana o incluso la innovación a lo tradicional ha llegado a crear "salmorejo de aguacate" por ahí. Así que en tiempos de "crisis" y de cierre de fronteras de ciertos países, el que sin duda está abriendo la economía nacional de este país es algo tan sabroso y sano como un buen aguacate verde mantequilla. ¡Viva el guacamole!

Etiquetas
Publicado el
20 de febrero de 2017 - 05:38 h