Antídotos

...para semanas de fealdad y estupidez: primaveral, procesional y electoral.

1-La nueva -aunque lleva ya dos años en el mercado para mí ha sido una novedad descubrirla- edición francesa de Le Soulier de satin (Manoel de Oliveira, 1985). Los discos de La vie est belle nos presentan una película absolutamente diferente a aquel horror con el que Llamentol torturó a sus incautos clientes. Más de siete horas que reafirman, una vez más, a Manoel de Oliveira como una presencia única, un manantial inagotable de belleza, finura, sabiduría e inteligencia.

2-De nuevo Oliveira: poder ver, por fin, con subtítulos en inglés, Amor de perdiçao (1979). Se trata del mismo archivo de la Rai Tre que lleva años circulando por Internet, pero la obra -aún en las existentes mediocres condiciones de conservación- es de una envergadura tal, que bastó por sí sola para colocar al cine portugués como una de las grandes cinematografías mundiales, llena de sorprendentes tesoros. Urge una ambiciosa restauración, y no sólo de ella, sino de todos los Oliveira anteriores a Le Soulier de satin, excepción de Aniki Bóbó (1942) que, afortunadamente, ya está remasterizada.

3-Poder disfrutar, también por fin, con subtítulos, la serie para televisión, de siete episodios, de Maurice Pialat, La Maison des bois (1971), mi único Pialat pendiente. Se suma el placer añadido de verlo también a él, maravilloso intérprete, cálida presencia.

4-La restauración y próxima edición de las obras más importantes de Paul Vecchiali (Vive Diagonale!!!). Están al caer, vía La Traverse, Les Ruses du diable (1965), Change pas de main (1975), La Machine (1977) y C'est la vie! (1981), en unas ediciones preciosas, en formato libro, con los discos repletos de extras: desde entrevistas y transcripciones del guión hasta críticas de la época y cortos como Les Roses de la vie (1962) y Le Récit de Rebecca (1963), etc. En Octubre, esta vez a cargo de Shellac, le seguirá un pack con una serie de títulos, igualmente restaurados, donde se volverá a incluir Change pas de main junto a L'Étrangleur (1972), Femmes femmes (1974), Corps à coeur (1979), En haut des marches (1983), Rosa la rose, fille publique (1988), Once more (1988) y Le Café des Jules (1988). Parafreaseando a Serge Bozon: "la dernière école importante dans le cinéma français après la Nouvelle Vague".

5-Tras otros cuatro maravillosos Powell-Pressburger soberbiamente restaurados, gracias a Martin Scorsese y Thelma Schoomaker, no tiene precio el abrir los ojos a la restauración en 4k a cargo de la Film Foundation de The Tales of Hoffmann (Michael Powell & Emeric Pressburger, 1951). Esto sí es el Technicolor en tres tiras y no lo padecido antes de la llegada de las restauraciones digitales; y no, no tiene absolutamente nada que ver intuir o atisbar con ver, lo digo para aquellos que se jactan de elogiar el uso del color en tal o cual título a partir de una copia, desde mediocre hasta horripilante, con los colores no alineados o directamente virados.

6-La próxima edición, restaurada en HD, a cargo del BFI de tres obras maestras de Carl Theodor Dreyer: Vredens dag (1943), Ordet (1955) y Gertrud (1964). El pack viene hasta arriba de extras, e incluye también en HD siete de sus cortos. Algunos podrán desterrar definitivamente de su memoria -visual y sonora- el infame recuerdo de los pases de las tres por cierto programilla de televisión.

Esta entrada terminó de escribirse el 30 de marzo 2015, tres días antes del fallecimiento de Manoel de Oliveira, un genio irrepetible que iluminó con su obra el cine de los siglos XX y XXI.

Etiquetas
Publicado el
6 de abril de 2015 - 10:08 h
stats