Desmayo Festivo

.

Pensaba yo escribir aquí hoy una reflexión sesuda sobre el modelo de ciudad hacia el que vamos encaminados.

Sobre esa ciudad arrebatada durante dos meses. Postrada al visitante, a quien, ya no sólo se le abren las puertas de casa, sino que se le cobra por entrar a vivir, aunque sea de forma efímera, el sueño cordobés de Casa-Patio/geranio y gitanilla. De ese primer paso hacia al turismo de Balconing -o Pationing- que está dando la ciudad, quizá sin darse cuenta, mecida por el desempleo, y por los sueños libres de impuestos que ofrecen empresas como AirBnB.

Pero no lo voy a hacer, más allá de estas pinceladas, porque se me ha adelantado Marta Jiménez, y ella lo ha dicho bien bonito -y claro-.

Además, hoy es el primer día del fin de mayo. Hoy empieza a terminar todo. Porque Mayo en Córdoba empieza en abril y acaba en aspirina. Porque mayo es un concepto, y la feria es gasolina.

Así que, disfruten de la feria, disfruten de mayo.

Y como, la última vez que miré, aquí se ha venido siempre a hablar de música, pues reconozco que no me resisto a bailar cada vez que, en pleno infierno de albero, madera y lona, suena este tema. Y suena mucho menos de lo que debería. Eso también tenemos que mirárnoslo.

Vaya Puto Temón.

Nos vemos a la vuelta de feria. Hasta entonces:

¡¡VIVA LA RUMBA!! 

Etiquetas
Publicado el
19 de mayo de 2017 - 12:00 h
stats