Preguntas intrascendentes

Se trata de preguntas absolutamente intrascendentes. Pero, en fines de semana tranquilos, a veces escucho preguntas. Las preguntas suelen acosar al solitario, aunque con un poco de agilidad pueden introducirse en la mente de un conversador sin que el interlocutor lo aprecie. Hay a quien le parece un poco de mal gusto una pregunta cuya respuesta no tenga ningún interés aparente. Pero la curiosidad me corroe, los absurdos me llaman poderosamente la atención y los juegos ya sólo son de sofá. Estoy tan saturado de "realities" y de rabiosa actualidad que voy a compartir con ustedes algunas de estas cuestiones que, créanme, alguna vez me he hecho en esos inigualables momentos en que la mente se abandona a un itinerario somnoliento mientras veo deporte.

¿Por qué cuando se habla de Khedira siempre hay un comentarista que dice que le da equilibrio al equipo? ¿Cómo piensa pagar a la plantilla Carlos González el año que viene si el Córdoba no logra entrar en el play-off? ¿Por qué es tan buena persona Del Bosque? ¿Por qué Rafa Nadal, cuando habla en una entrevista, entrecorta las frases e inicia cada grupo de palabras con la última que había pronunciado? ¿Es imprescindible que lo haga levantando una ceja? ¿Por qué cuando el realizador enfoca a un futbolista, éste escupe? ¿Por qué cuando un jugador dispara muy por encima de la portería alguien dice "ensayo" y no "entre palos"? ¿Por qué ahora si un portero hace una gran intervención se dice "vaya mano" en lugar de "vaya parada"? ¿Por qué Pedro (el del Córdoba) hace en medio campo una entrada como la que hizo en Alcorcón si ya tenía una tarjeta amarilla? ¿Alexis es mejor que Pedro (el del Barça)? Con la convocatoria de Diego Costa por la selección española... ¿Pretendemos tener el apoyo de la afición local en el mundial de Brasil? ¿Alguna vez Fernando Alonso ha tenido la culpa de sus derrotas? ¿Por qué la productora del último anuncio televisivo en que interviene Messi decidió dejar esa sonrisa final en su cara? ¿Sólo a mí me parece una sonrisa monstruosa e imposible? Hablando de risas, ¿De qué se reía Cannavaro (ignoro si aún lo hace, aunque supongo que sí) cada vez que su equipo andaba agobiado y él fallaba en defensa? Y, sobre todo: ¿Tuvieron alguna posibilidad, a tenor de sus apellidos, de no ser árbitros los llamados Arcediano Monescillo, Teixeira Vitienes (hay dos), Urízar Azpitarte, Soriano Aladrén, Medina Cantalejo, Guruceta Muro, Lizondo Cortés, Andradas Asurmendi, Undiano Mallenco o Martínez de la Fuente Iturrate? Y según este mismo razonamiento: ¿Cómo llegó a árbitro Ramírez Domínguez?

Por favor, ruego que si alguien tiene respuestas, las comparta conmigo. Yo, mientras, necesito descansar. Y apagar la televisión.

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2013 - 07:00 h