Con la sonrisa de los más pequeños

Alcolea acogió este sábado su Semana Santa Chica con una procesión en la que participaron un centenar de niños | La salida contó con los sones de la Agrupación Musical Sierra del Castillo de Espiel

El sol corona el cielo. Después de un inicio con la compañía de la lluvia, e incluso del frío, la Cuaresma avanza ya en su recta final con buen tiempo. Al menos así lo hace el primer sábado de marzo. La tarde es radiante y se presenta ideal para la cita. No son pocas las personas que en las aceras y también en la calzada, ya cortada al tráfico, se reúnen con tal motivo. La llegada de los días de Pasión está cada vez más próxima y dicha circunstancia se deja notar en diferentes puntos de Córdoba. Sucede igualmente unos kilómetros más allá del núcleo urbano. Porque el aroma a incienso y los sones cofrades toman en torno a dos horas las calles de Alcolea. Cobran protagonismo con decenas de sonrisas infantiles, así como las que generan en los mayores. La barriada vive con especial ilusión un año más su Semana Santa Chica.

Precisamente desde la sede canónica de la corporación, la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, partió la procesión. Un centenar de niños participaron de un cortejo en el que tampoco faltaron las mantillas. Organizada por la hermandad de los Dolores de Alcolea con la colaboración del grupo de catequistas de su templo, la estación permitió ver en la calle tres pasitos. El primero de ellos, portado con notable ilusión, representó el misterio, con pequeñas figuras, de la Sagrada Cena. Tras éste, la imagen de Jesús Cautivo también caminó por las calles de la barriada. Finalmente, los protagonistas de mayor edad, con entre 12 y 14 años, ejercieron de costaleros de la Virgen de la Soledad bajo el que fue trono de mayores dimensiones. Hasta tuvieron algún que otro ensayo.

De la procesión participaron niños y niñas de primer y segundo curso como nazarenos y mantillas y de tercero como costaleros de los dos primeros pasos. Además, como no podía ser de otra forma, la salida contó con sones cofrades. Fueron los que puso la Agrupación Musical Sierra del Castillo de Espiel. Muchos fueron quienes acompañaron a lo largo del recorrido por las calles de Alcolea a los más jóvenes en una tarde que a buen seguro recordarán. La cantera cofrade tiene su lugar y lo muestra con una amplia sonrisa, la que dibujaron todos los pequeños en la cuarta edición de la Semana Santa Chica de Alcolea.

Etiquetas
Publicado el
6 de marzo de 2016 - 11:58 h