En el recuerdo, Francisco Melguizo

La hermandad de la Misericordia celebró este sábado un Concierto Homenaje a su fundador, de cuyo nacimiento se cumplen cien años este 2015 | El acto sirvió además para estrenar "Santísimo Cristo de la Misericordia", marcha de José Albero dedicada al titular de la corporación de San Pedro

Suena "La música del Silencio". Es el inicio a una noche cargada de sentimiento. En la memoria, Francisco Melguizo. Comienza la actuación de la Banda de Música María Santísima de la Esperanza en el interior de la Basílica de San Pedro, que se convierte en escenario de una cita tan especial como emotiva. La hermandad de la Misericordia rinde homenaje a su fundador, de cuyo nacimiento se cumplen cien años este 2015. El acto es solemne. No merece menos la ocasión, que además sirve para escuchar por vez primera "Santísimo Cristo de la Misericordia", marcha compuesta por José Albero y dedicada a la imagen de una corporación orgullosa de sus orígenes, de su sello y de quien inició el recorrido allá por 1937.

Fundador de la hermandad de la Misericordia, de la que fue hermano mayor desde 1937 hasta 1954, partícipe de la creación de la Agrupación de Cofradías, que también presidió, y reconocido por este último organismo como ‘Cofrade Ejemplar’ en 1986, es la figura de Francisco Melguizo una de las más relevantes de la Semana Santa de Córdoba. Por supuesto, para la cofradía con sede en San Pedro, que este sábado rendirle homenaje con motivo del centenario de su nacimiento, que tuviera lugar el 16 de septiembre de 1915. Lo hizo con un concierto en el que sonaron las marchas que compuso. También se pudieron escuchar "Misericordia, Señor", de Dámaso Torres, y la primera obra para Córdoba de José Albero, ex director de la Banda Municipal de Sevilla. La Banda de Música María Santísima de la Esperanza estrenó "Santísimo Cristo de la Misericordia". Fue ése el cierre a una primera parte que abrió "La música del Silencio".

La segunda parte del concierto corrió a cargo de la Capilla Musical de la hermandad de la Misericordia, que promoviera Francisco Melguizo y que fue refundada por la corporación de San Pedro en 2012. Interpretó esta formación "Kyrie" y "Sanctus", de la Misa Solemne que compusiera, así como "Misericordia, Señor". El tercer y último acto del concierto lo ocuparon las marchas "Virgen de los Dolores", "Señor de la Caridad", "Paloma de Capuchinos" y "Lágrimas y Desamparo", obra esta última dedicada a la titular de la cofradía. Los sones volvieron a ser entonces de la Banda de Música María Santísima de la Esperanza.

Etiquetas
Publicado el
8 de marzo de 2015 - 12:08 h
stats