Una joya para el Señor de la Humildad y Paciencia

La hermandad de la Paz presenta y bendice el nuevo cíngulo para su titular | Donada por los marqueses de Armunia, esta pieza posee una gran riqueza en su conjunto, realizado en plata de ley y marfil

Las actuales fechas son de actividad incesante en las hermandades de Córdoba. La Cuaresma es tiempo de culto a titulares, de preparación para las próximas estaciones de penitencia y de muchos otros actos. Como lo puede ser la puesta en público de los estrenos con los que cada corporación cuente. Uno de ellos resulta brillante. Se trata de una joya de importante valor para Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, un elemento que goza de gran brillo. La Paz llevó a cabo este miércoles, dentro del segundo día de quinario en honor a la imagen de Juan Martínez Cerrillo, la presentación y bendición del nuevo cíngulo, y del cordón, para el Señor. Donado por los marqueses de Armunia, que asistieron a la cita en la iglesia conventual del Santo Ángel (Capuchinos), el conjunto posee una significativa riqueza de elaboración y de material.

La confección del nuevo cíngulo del Señor de la Humildad y Paciencia correspondió a diversos artesanos. La fabricación del mismo, así como del cordón, corrió a cargo del orfebre Francisco Guerrero, quien realizó el conjunto en plata de ley. Éste lo componen dos cordones entrelazados entre sí, de modo que se consigue un trenzado de carácter salomónico que otorga gran belleza y singularidad a la obra. De plata cubierta de rodio, este último elemento utilizado para facilitar la conservación de tan valiosa joya para el patrimonio de la Paz, son las piezas utilizadas por Platería Califal para efectuar la filigrana al aire o califal, como es conocida tradicionalmente en Córdoba esta artesanía, que se suma a la belleza del cíngulo. El montaje también formó parte de la labor de estos joyeros.

Además, tanto el cordón como el propio cíngulo poseen piezas de marfil, las cuales fueron diseñadas, realizadas y cortadas por la empresa Sinker. El conjunto queda completo con los pasadores o borlas, también ejecutadas con los elementos antes mencionados. Es decir, de plata de ley y marfil. Así las cosas, la hermandad de la Paz, con la donación de los marqueses de Armunia, suma a su patrimonio una joya de gran valor. Una joya que lo es para Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia.

Etiquetas
Publicado el
25 de febrero de 2016 - 13:06 h
stats