El color del primer domingo de mayo

Bajo un sol radiante, transcurrió este domingo la romería de Linares, que de nuevo reunió a numerosos cordobeses | Las carrozas llenaron de alegría el camino al santuario, donde tuvo lugar la celebración religiosa

La luz y el color toman protagonismo en Córdoba estos días, en que la ciudad empieza a vivir su mes. Es primer domingo de mayo. Es domingo de romería, de camino festivo al Santuario de Nuestra Señora de Linares. Bajo un cielo completamente abierto y con una magnífica temperatura, carrozas y caballistas se dan cita en la avenida República Argentina. Desde este punto inician todos, también quienes van a pie, el recorrido. Son las nueve de la mañana y todo está dispuesto para el inicio del trayecto que ha de culminar ante la Virgen de Linares. Numerosos cordobeses acuden a la cita, en la que también está presente la torre de la Mezquita-Catedral.

Poco a poco, el casco urbano queda atrás. La romería se aleja de los edificios de la ciudad para poner rumbo al Santuario de Linares, como cada año el primer domingo de mayo. En su entorno, no son pocos los que aguardan para ver el paso de carrozas llenas de color, vivas de alegría. Una vez en el templo, tiene lugar la misa, en la que también se encuentran diversas autoridades civiles, con el alcalde a la cabeza. José Antonio Nieto asiste a la celebración en el segundo día de triduo en honor a la Virgen de Linares, que el próximo domingo saldrá en procesión por los alrededores de su sede, que esta vez vuelven a ser punto de encuentro de centenares de cordobeses en una jornada de devoción festiva.

Etiquetas
Publicado el
4 de mayo de 2015 - 13:29 h
stats