Sobre este blog

¿Tienes algo que decir y lo quieres escribir? Pues éste es tu sitio en Blogópolis. Escribe un pequeño post de entre cuatro y seis párrafos a cordopolis@cordopolis.es y nuestro equipo lo seleccionará y lo publicará. No olvides adjuntar tu fotocopia del DNI y tu foto carnet para confirmar tu identidad. Blogópolis es contigo.

Ocho años sin gloria y con mucha pena para la mayoría del PAS en la Universidad

Rectorado de la UCO.

0

El pasado 25 de abril se publicó resolución del sr. Rector de la Universidad de Córdoba por la que se convocan elecciones a Rector/a el próximo 19 de mayo. El tiempo pasa volando, ya han pasado ocho años desde que el actual Rector, ahora en funciones, fue elegido entonces, también con el apoyo de la mayoría del PAS (Personal de Administración y Servicios).

En este momento, importante para la comunidad universitaria, uno duda ya de todo, pues parece que todo vale con tal de obtener el birrete negro, el bastón de mando y la medalla de Rector, y después qué. Ahora, con una perspectiva del tiempo transcurrido, y a modo de reflexión he de decir que no he conocido un mandato de gestión tan nefasto para el Personal de Administración y Servicios.

El Rector no sólo ha incumplido muchos de los compromisos asumidos con este colectivo, sino que, a través de su política de recursos humanos, ha castigado mayoritariamente al Personal, con decisiones claramente injustificadas y muy negativas. Además, he sido testigo directo de actitudes impropias de un gestor público, faltando el respeto a representantes sindicales, claustrales y a ciertos colectivos.

A modo de ejemplo, he de referirme al aumento de la precariedad en el PAS. Ahora hay más personal en precario y con más tiempo de precariedad, definida por contratos en las categorías y niveles más bajos. Sin embargo, a pesar de las reiteradas peticiones de los representantes de la necesidad de dar respuesta y resolver esta situación, la única respuesta dada a esta situación se ha dado prácticamente en este último año de mandato, convocando multitud de procesos de acceso sin sentido, complejos, exigentes y en muchos casos inconexos con la realidad institucional, y llevando al límite al Personal, muchos de ellos aún en proceso y sin terminar. Además, incluso una vez se tenía conocimiento de las intenciones del Gobierno de crear un marco legal de estabilización de empleo, ha habido resistencia para incluir la mayoría de las plazas que, cumpliendo con los requisitos, se podían haber incluido en el proceso de estabilización de empleo, lo que sin duda habría dado más oportunidad al Personal, y ya era hora, de consolidar su plaza.

Pero también he de referirme a cómo se ha desarrollado la Carrera Profesional Horizontal (CPH), una gran apuesta para el Personal, merecida, reclamada durante años, y prevista en el Estatuto Básico del Empleado Público allá por 2007. Abiertas las negociaciones en el año 2016, y aunque el mensaje siempre era positivo, la negociación se cerró con un acuerdo parcial y transitorio en el año 2018, siempre con la firme voluntad de las partes de llagar a un acuerdo finalmente. Nunca más se volvió a saber nada de la negociación en Andalucía, a pesar de las reiteradas peticiones de los legítimos representantes. Sin embargo, la Universidad de Córdoba asumió un compromiso en Mesa General de Negociación, de negociar un acuerdo de CPH aquí, en nuestra Universidad. Tampoco se supo más del tema. Ahora ni siquiera se reconoce ese compromiso, y el Personal no sólo se ha quedado sin CPH, sino que tampoco ha conseguido que se abone el 100% de ese tramo transitorio.

Pero también, desde su toma de posesión se pusieron muchas trabas al cumplimiento del acuerdo de jubilaciones parciales, y algunos compañeros se tuvieron que jubilar sin acogerse a dicho acuerdo. Todavía hoy siguen existiendo trabas en algunas áreas de trabajo. Y casi siempre ha habido una respuesta negativa a muchas cuestiones que se han planteado: NO al pago de la calidad desde el primer día a los interinos/eventuales como ya están haciendo en otras universidades. NO a la promoción del Personal Laboral en Biblioteca. NO al contrato de relevo al 100%. NO a la estabilización de empleo, con anterioridad a los acuerdos firmados con el Gobierno. NO al pago del 100% del Tramo Transitorio. NO a la promoción del Personal del área de Administración de Departamentos. NO al pago del premio de jubilación a ciertos compañeros, en circunstancias especiales. NO al reconocimiento de cursos realizados durante el confinamiento y recomendados por la Gerencia. NO a un plan de formación plurianual. Por el contrario, se han hecho propuestas inadmisibles en Mesa General de Negociación o con los Órganos de representación, como la propuesta de bajada de niveles en Biblioteca y de funcionarización voluntaria del Personal Laboral de este servicio, cerrando claro cualquier vía de promoción profesional. O en el área de Laboratorios, donde aún estamos pendientes de que se haga público el famoso informe al que fue supeditada la RPT y un plan de promociones específicas en esta área. Tampoco se ha cumplido con el acuerdo de promoción del Personal de IV al Grupo III en el área de Conserjerías, dos años después de haber obtenido la plaza en concurrencia pública. Todo ello se puede resumir en una falta de respeto hacia este colectivo. Sin duda ocho años perdidos, que pasado sin gloria y con mucha pena para la mayoría del PAS de la Universidad de Córdoba.

Ah, y no quiero dejar pasar la oportunidad de comentar las modificaciones de algunos reglamentos de la Universidad de Córdoba que han excluido al Personal Doctor no docente de los Consejos de Departamento (Reglamento 1/2019), o la última modificación del Reglamento de Acción Social (2018) donde se limita la ayuda a los estudios de Máster, interpretando en sendos casos la normativa vigente de rango superior para limitando derechos ya reconocidos. O desarrollando otros Reglamentos o normas internas que limitan o cierran la posibilidad de participar al Personal en Docencia, Investigación y Transferencia.

Pero lo más curioso es que todo ello se ha justificado, como el propio Rector manifestó en el último Claustro, como el coste y desgaste que debe asumir quien tiene la responsabilidad de gestionar la Institución, olvidándose de que quien verdaderamente asume el coste de las decisiones es el propio Personal, sus familias y sus proyectos de vida. Sin embargo, y a pesar de todo, sigo creyendo en el sistema. Pienso que ahora tenemos la posibilidad de participar en el proceso de reflexión y de debate interno, manifestando nuestras preocupaciones, inquietudes y expectativas individuales y/o colectivas. Y una vez la comunidad universitaria otorgue la confianza mayoritaria a un proyecto y a un equipo de personas para gestionar esta institución, sea respetando y valorando al Personal de Administración y Servicios, atendiendo sus expectativas y cumpliendo equitativamente los compromisos asumidos.

Jesús Sevillano

Miembro de la Ejecutiva de la Sección Sindical de CCOO y Claustral en la Universidad de Córdoba

Sobre este blog

¿Tienes algo que decir y lo quieres escribir? Pues éste es tu sitio en Blogópolis. Escribe un pequeño post de entre cuatro y seis párrafos a cordopolis@cordopolis.es y nuestro equipo lo seleccionará y lo publicará. No olvides adjuntar tu fotocopia del DNI y tu foto carnet para confirmar tu identidad. Blogópolis es contigo.

Etiquetas
stats