Sobre este blog

¿Tienes algo que decir y lo quieres escribir? Pues éste es tu sitio en Blogópolis. Escribe un pequeño post de entre cuatro y seis párrafos a cordopolis@cordopolis.es y nuestro equipo lo seleccionará y lo publicará. No olvides adjuntar tu fotocopia del DNI y tu foto carnet para confirmar tu identidad. Blogópolis es contigo.

Asfaltado del aparcamiento de la Asomadilla

2

Aparece de nuevo en Cordópolis la noticia que "el Ayuntamiento recicla el asfalto retirado en varias calles para acondicionar el parking de La Asomadilla”. Es decir, otra superficie terriza más que se utilizaba por los vecinos como aparcamiento está siendo “acondicionada” para transformarse en otro “captador-acumulador-emisor de calor”, que contribuirá al incremento de temperatura que tenemos que soportar todos los habitantes de la ciudad. En este caso, la superficie afectada por este impacto estimo que ronda los 4.000m 2 de la antigua vía del tren de Extremadura, bajo el parque de la Asomadilla y junto al Aula de Naturaleza.

“Economía circular aplicada a la mejora viaria. Esto es lo que la empresa Jicar y el Ayuntamiento de Córdoba han puesto en marcha en el parking de La Asomadilla”, puede leerse también de forma triunfal en la noticia. Puesto que el asfalto que se emplea en este caso es el retirado de la nueva pavimentación de las avenidas del vial Norte y aledaños se concluye que“de esta forma, empresa y Ayuntamiento han reciclado estos restos, evitando así que acabaran en el vertedero”.

No se trata ahora de hacer un aparcamiento “ecológico y sostenible” tal como calificaba el Ayuntamiento al que simultáneamente se está asfaltando en una zona muy próxima, entre Mirabueno y el Naranjo, sino que en este caso se trata de “economía circular” y “reciclado”. Y ante estas conclusiones cabe preguntarse ¿que es lo que se recicla? Si el asfalto se retira en las avenidas que se han vuelto a pavimentar y se traslada al parking de la Asomadilla ¿donde está el reciclado y la economía circular asociada a ese proceso? Es evidente que no existe tal reciclado, sino la aparición de nuevo asfalto y un traslado del material sobrante a un aparcamiento que, en este caso, hace las veces del vertedero de ese asfalto sobrante, aumentando así la superficie asfaltada de nuestra ciudad. ¿Se ahorran así los gastos de traslado y acumulación en el vertedero? No lo sé. ¿Hay que pagar el asfalto nuevo? Me temo que si. Pero, en cualquier caso, nuestras autoridades extienden la superficie asfaltada de oscuro con marcado efecto de captador-acumulador-emisor de calor, aumentando con ello el efecto de “isla de calor” de la ciudad. ¿Hasta cuando? ¿Hasta donde?

Paradójicamente existen conocidas soluciones alternativas. El asfaltado de una vía puede hacerse reciclando el material “in situ”, tal como se hace en la mayoría de las autovías de nuestro país. Es decir, se levantan varios centímetros superficiales del pavimento deteriorado, se refunde y se vuelve a colocar en el mismo sitio y en el mismo proceso. Esa técnica sí podría englobarse en la denominación de reciclado. Pero levantar el asfalto y trasladarlo a otro sitio está muy lejos de poder incluirse en esa denominación ni en la de economía circular. Menos aún cuando ese traslado y esa supuesta economía circular van a implicar la generación de un nuevo impacto negativo sobre el microclima urbano, el ciclo del agua, la biodiversidad, etc.

Y finalmente ¿por qué no dejarlo como estaba y emplear los impuestos que pagamos en actuaciones realmente útiles? Pero si se trata de mejorar las condiciones de ese parking ¿por qué no sembrar una fila de árboles (con su sistema de riego) en la mediana central para proporcionar algo más de sombra (además de otras muchos beneficios que proporcionan los árboles) a los vehículos que lo utilizan? ¿Por qué no utilizar pavimentos permeables que permiten simultáneamente la infiltración del agua, su evaporación disipando energía y el crecimiento de la hierba? ¿Por qué no instalar placas fotovoltaicas cuya producción eléctrica pueda ser aprovechada por los vecinos y proporcionen sombra, tal como ya existen en Córdoba? ¿Por que no diseñar una sistema mixto de esparcimiento y aparcamiento?

Las soluciones mal diseñadas pasan factura. Ante la pregunta de cuánto cuesta hacer las cosas adecuadamente, la respuesta es: ¿cuanto nos va a costar no hacerlo?

¡Al tiempo!

Juan Fernández Haeger

Catedrático de Ecología de la UCO (jubilado)

Sobre este blog

¿Tienes algo que decir y lo quieres escribir? Pues éste es tu sitio en Blogópolis. Escribe un pequeño post de entre cuatro y seis párrafos a cordopolis@cordopolis.es y nuestro equipo lo seleccionará y lo publicará. No olvides adjuntar tu fotocopia del DNI y tu foto carnet para confirmar tu identidad. Blogópolis es contigo.

Etiquetas
stats