Cuarentena en el Iglú [día 30]

Pinchada de los Groenlandiers en el último Día de la Marmota de Sevilla

Aquí, en Groenlandia, abundan los campamentos con científicos de todas las nacionalidades.  Ayer estuvimos echando unas videocervezas junto a nuestros amigos canadienses y los australianos. Bendita Commonwealth.

Esto de juntar en el videochat a gente de diferentes lugares enriquece bastante el diálogo. Primera ronda. Existe un pacto tácito para evitar charlar sobre el tiempo y la cuarentena, así que la conversación empieza con deportes.

-¿Hockey sobre hielo?-  Estamos locos o que.   Miro a los australianos buscando complicidad y escucho la palabra fútbol, ¡Bien!  (…)

-¿Que vuestros campos de fútbol son ovalados y cogéis el balón con las manos?- Nos servimos otro chupito...

Música. Solo la música  puede arreglar esto.  Les hablo del panorama musical español, del buen oficio de los León Benavente, del talento de  Rufus T. Firefly  y de Belako. Entramos en materia, pregunto a los australianos por su Courtney Barnnet. Todos coincidimos, una monstrua. Como los Tame Impala, ¿disco del año? quizá.

Hace tiempo que sigo lo que se cuece por allí charlamos sobre los Twerps,  The holidays,  Royal Headhache…  Como nos ha gustado a todos lo último de los Dick Diver, una de las bandas sonoras de este verano. Me hablan de la irrupción de Darts. Del buen hacer de The crayon fields  y de Cloud Control.

Caen las rondas, afloran referencias  y acabamos cruzando el charco hasta Canadá.  A estas alturas quien no se ha rendido al fenómeno Mac Demarco.  Me confieso, no hay viaje en carretera en el que no me acompañe el disco de Alvvys.  Interesantísimos los Tokyo Police Club. Divertidísimos los Viet Cong. Bebemos,  y  referimos  muchos más  en nuestra lista de ísimos No Joy, Seoul,  Grounders, The new photoghrapher.   Silbamos al son de la versión de Eye of tiger que se han marcado The Rural Advantage, que maravilla.  Recordamos la playa escuchando a Afie Jurvanen con su alter ego  Bahamas.

El tiempo, a pesar de nuestro pacto, acabamos hablando sobre el tiempo. Un vendaval emocional nos invade a todos escuchando Mcenroe.  Una pena que no entendáis la letra, les digo. No hace falta, me dicen. Sonríen.

https://open.spotify.com/playlist/6mF8Dkco2gnEgSeAox8xFA?si=ztNCpgq0Q7-ZCLLPPMbJzg

Etiquetas
Publicado el
12 de abril de 2020 - 15:07 h
stats