Cuarentena en el Iglú [día 27]

Jueves Santo, te guste o no hoy llevamos 27 días en nuestro confinamiento, en nuestro iglú.

Estos días por el sur normalmente olía a incienso, a azahar y a cera quemada de los cirios al hacer estación de penitencia. Hoy huele a desinfectante y lejía.

Estos días por el sur normalmente se oían marchas procesionales al ritmo del incansable tambor que marca seco el devenir de la tragedia del elegido y su posterior resurrección. Hoy suenan aplausos cada vez que pasa una ambulancia o un coche de policía convertidos en héroes sin capa.

Estos días por el sur habitualmente comíamos torrijas, devorábamos pipas y en Córdoba bocadillos del Bocadi. Hoy comemos de todo, de todo y de todo en grandes cantidades.

Para mi estos días de Semana Santa son la viva representación de una cultura popular, no solo iconográfica o religiosa. Son días de contar historias mientras se espera a ver a los titulares de una cofradía, días de tradición oral, de escuchar recetas de cocina antiguas de cuaresma, de apalear la masa de pestiños mientras nuestros mayores se recrean en el nada ya es como antes. Efectivamente, ya nada va a ser como antes.

Hoy traemos nuestra reciente tradición oral poprock, canciones narradas o como los modernos en algunas ocasiones las llaman "spoken word".

Las canciones narradas en si no son un género musical, pero desde siempre nos encantaron. Una cadencia de ritmo acompañando una letra cuasi hipnótica. Contar una historia como si pareciera que estás leyendo en voz alta un trozo de un libro cualquiera a alguien al oído en un sofá rojo.

Como no sabemos música, a lo más que llegamos es a coleccionar esas canciones en nuestra memoria y a escribir letras con una melodía imaginaria que solo nosotros puedo escuchar. Una melodía hipnótica a la que poner letra con escritos que un día metiste en un cajón. De tarde en tarde aparecen de nuevo como los tatuajes de la película memento.

Poco más que explicar, eso me ha pasado mientras preparo la lista de esta semana, hoy me vino a la memoria que intenté ponerle una banda sonora a un tatuaje. Otro día os lo cuento...

https://open.spotify.com/playlist/0woZ7qAvbwXKXPz2upJJNt?si=i0P8eKdNSymwO5JDy5GYag

PD: Hoy, como todos los años desde su salida no paro de escuchar en bucle la maravillosa canción que hicieron los Maga, cuando un día de procesiones Miguel no pudo salir de casa porque una oleada de procesiones se lo impedía.

https://www.youtube.com/watch?v=s3gTe7KK4Ds

Etiquetas
Publicado el
9 de abril de 2020 - 13:37 h