Cuarentena en el Iglú [día 25]

.

Del lat. merenda.

1. f.        .

Siempre que hablamos de meriendas nos remontamos a nuestra niñez, a los batidos de Colecor, a Nocilla, a salchichón en una viena de papel de Pan Recor, a papel de aluminio para jugar a 1X2.

Con el tiempo mis meriendas infantiles han quedado atrás, ahora me gustan aún más. Las meriendas de adultos que hablan de cosas baladí. Las meriendas de amantes, las meriendas de después de siestas en sofás, las meriendas de pacharán y palmeras de chocolate al solecito.

Han desaparecido todos los iconos de la merienda infantil, hasta el ritmo frenético de la ingesta de bocadillos para no perder tiempo y poder jugar más rato. Ahora las meriendas son un espacio de tiempo tranquilo, de charla, de besos y por eso me gustan disfrutarlas con música tranquila, de la que te deja mirarte, de la que te deja hablarte.

Hoy me he despertado melancólico, añorando esas meriendas de amigos, café, copa y dulces en el sofá chester que nuestros amigos Pablo y "la Ma" tenían en el Astronauta. No todos los días se puede estar animado y menos los días de lluvia. ¿Le damos al play y merendamos?

Etiquetas
Publicado el
7 de abril de 2020 - 12:13 h
stats