Cuarentena en el Iglú [día 15]

.

Yo fui indie Yo fui indiees una lista (hoy más extensa y siguen faltando muchos) con esos grupos españoles que tanto escuchábamos cuando bajábamos las persianas, cuando sonaba mi hermana pequeña a todo trapo esperando que la policía viniera a echarnos. Esas canciones que se hicieron entre finales de los 90 y principios del 2000. Algunos de esos grupos siguen y otros no. Algunos han cambiado de idioma porque el inglés ya no mola tanto, otros no. Lo que ya no sigue es esa costumbre que teníamos de regalar CDs grabados a amigos, ahora se lleva más ponerlo en tu facebook y que todos le den a me gusta. Un día un desconocido me regaló un CD, me regaló un descubrimiento y aquí te lo cuento:

Una noche de verano poniendo música en una garito de moda se acerca alguien y te dice que le gusta lo que está escuchando. Hay entendimiento desde la primera mirada. Lo que suena es Mama´s Baker con su tema "La abducción de Frank" y creo que sería el año 2001 más o menos.

El local se llamaba La Mode, en honor al grupo de El Zurdo. Cuando terminó la canción bajé de la tarima, aprovechando los ocho minutos largos de la increíble Marlena Shaw y su fantástica "Woman of the guetto".  Esta canción servía de coartada para ir al WC, para charlar con alguien interesante o simplemente para escaquearse de las miradas. Busqué por la sala a mi efímero y puntual  fan. Lo encontré y le regalé el Cd copiado de Mama´s Baker – Oxidado que acababa de sonar. Sin mediar palabra se lo dí y con las mismas, previa excusa de "se me acaba el tema" me subí de nuevo a continuar con la monotonía ponediscos.

Aquella sesión terminó y no recordaba siquiera cuantas canciones, copas, miradas, besos y risas  cayeron esa noche. Tampoco recordaba el cutre obsequio que había hecho.

Fue al tiempo, pocos fines de semana después supongo, cuando apareció esta persona en el local con un Cd grabado para mí. Pintado con rotulador negro ponía: Gasca y Maga. ¡Increíble!. Cadena de regalos. Me encantó el detalle. No pude resistirme a escucharlo con mis auriculares mientras sonaban temas en el otro canal de la mesa de mezclas. Esa noche por primera vez escuché "Una piel de Astracán", la escuché yo y el resto de la sala.

Realmente aquello no fue una historia de amor, no llegó ni a romance siquiera, sólo a cadena de regalos musicales. Pero conocí a Maga. Eso sí es historia de amor. Eso es otra historia…

PD: Otro día Gasca

https://open.spotify.com/playlist/7bGxNCmerpK4QFALg2eS8i?si=T-c_o5krQZiFJIpts7ge_w

Etiquetas
Publicado el
28 de marzo de 2020 - 11:22 h
stats