Carta al futuro

Clío, la musa de la Historia.

Querido historiador-a del futuro más o menos cercano:

Aquí, el verano del 2021 transcurrió con sus penas y sus glorias. Por un lado, seguíamos contando positivos y niveles de incidencia de la pandemia de la Covid-19 comunidad a comunidad, pueblo a pueblo y día a día, con bailes de cifras según colores o chiringuitos o resorts. También presumíamos de porcentajes de vacunación de pauta completa o incompleta, mientras demonizábamos reuniones juveniles o les ponían semáforo a los turistas para cruzar ciertas fronteras de la que una vez nos dijeron que era ya una Europa sin fronteras. Era divertido escuchar a nuestros dirigentes hablar de “sentido común” o de “responsabilidad” como si echaran balones fuera (por cierto, Italia le ganó la Eurocopa a la selección de un país que ya no quería ser de Europa. Normal).

Hubo un debate curioso sobre si Cuba era o no era una “dictadura”, un “estado fallido” o un “régimen”. Esa discusión se cruzaba acaloradamente entre gente que había estado en esa isla caribeña de luna de miel, de brigadista o por el motivo que fuera, y la que no la había pisado en su vida. Hubo gente que pedía para el pueblo cubano “ayuda humanitaria” mientras apoyaba un bloqueo comercial y financiero a ese país que duraba ya casi 60 años. Todo era un poco paradójico, por no decir otra cosa. La gente opinaba de un lugar que estaba al otro lado del Atlántico, a miles de millas, sentada en su tumbona al lado de la alberca y con el móvil en la mano. No sabíamos bien, en esta época, cuanto de grande o de chico es el mundo.

Por otro lado, hizo calor, y poner el aire acondicionado –si lo hubiera- era más o menos como pedir una hipoteca y colgarse una mochila de por vida. Mucha gente, de manera natural, optaba por ir a los centros comerciales porque se estaba fresquito.

En fin, más o menos así transcurrió el verano 2021. Espero que usted, con las herramientas intelectuales de la historiografía, sus preceptivos contrastes y la necesaria perspectiva para el análisis, pueda arrojar luz sobre esta época y trasladarla a las generaciones aún más venideras. Porque habrá generaciones venideras, supongo.

Sin más, un fuerte y respetuoso abrazo de un humilde testigo de la época.

Etiquetas
Publicado el
18 de julio de 2021 - 04:00 h