Sobre este blog

A Desalambrar es una plataforma que lleva más de dos décadas reivindicando el tránsito libre por los caminos públicos de Córdoba y la preservación del patrimonio natural. En este blog compartirá con los lectores y amantes del senderismo las rutas que mensualmente realizan por algunos de los itinerarios más singulares.

Caminando por el Monte Público Olivarejo

Camino de bajada en la ruta del Monte Público Olivarejo

0

Iniciamos este blog para compartir las rutas que mensualmente realizamos desde la Plataforma A Desalambrar. Y en esta ocasión, el recorrido nos lleva al Monte Público Olivarejo. Como siempre, desde la Torre Malmuerta nos agrupamos en coches. Y desde allí tomamos la carretera de Santa María de Trassierra, pero no nos detenemos aquí. Seguimos adelante, llegamos a Puerto Atarfi, bajamos la pronunciada cuesta abajo hasta llegar al Puente de los Boquerones, y seguimos, una curva tras otra, hasta volver a subir al collado que separa el valle del Río Guadiato del valle del Río Guadiatillo. Aquí, en el kilómetro nº 26 de la carretera, paramos los coches en una amplia explanada.

El grupo de caminantes de esta jornada, de unas 40 personas, pregunta dónde estamos. Se trata del Monte Público Los Boquerones y Olivarejo. ¿Pero qué es un monte público? Como su nombre indica, los montes públicos son montes que pertenecen a alguna administración pública. Córdoba es la provincia de Andalucía con menos porcentaje de superficie de monte público, solo un 8%, frente a Granada con un 44% o Jaén un 40%. Pero algo es algo, ya que se llega a sumar 56.882 hectáreas de montes públicos.

Estos montes públicos, situados la mayoría en Sierra Morena, son idóneos para la práctica del senderismo o el ciclismo. Pero, salvo alguna excepción como Los Villares, la Sierrezuela en Posadas o Fuente Agria en Villafranca, la Junta de Andalucía, titular de este monte, y los ayuntamientos, titulares de otros, no hacen ningún esfuerzo para darles ese uso turístico y recreativo. No solo están ausentes de señalización ni de referencias en Internet, sino que están destinados casi exclusivamente a la caza, e incluso a veces hay problemas para caminar por ellos.

El Monte Público Olivarejo, donde estamos, según su Plan de Ordenación,  tiene 1.441 hectáreas y fue adquirido por el Patrimonio Forestal del Estado entre los años 1959 y 1964. Estas adquisiones tenían como objetivo en su momento aumentar el patrimonio forestal, tanto para la mejora natural y la prevención de inundaciones, como para la explotación de los aprovechamientos forestales en una época en que la población rural estaba muy necesitada de recursos.

Comenzamos el camino cruzando la carretera y tomando un ancho carril que va casi por la cuerda del monte. Vemos espectaculares paisajes, siempre por un ancho carril. Más adelante podemos apreciar el redondeado Cerro del Trigo, donde algunos autores ubicaron uno de los míticos monasterios mozárabes, el de San Félix. Pasamos junto a las ruinas del cortijo de Los Boquerones.

Comenzamos la bajada, siempre por un ancho carril, girando a la vez en nuestro sentido de la marcha. El carril en su bajada nos lleva cerca del río Guadiatillo, aunque siempre bastante más altos. Por desgracia en estos momentos el río va prácticamente seco, solo con algunas charcas de agua remansada.

Tras pasar, sin tomarlo, un desvío a la derecha por el que cruzaríamos el río pasando por un vado llegamos a la carretera, justo al lado del puente por el que atraviesa el río Guadiatillo. Cruzamos ese puente para tomar enseguida un camino que va paralelo al río por la orilla contraria, aunque en pocos metros se vuelve a cruzar el río, para comenzar la subida por un carril en desuso junto a otro arroyo llamado barranco de Las Milaneras, cerca de la carretera pero a un nivel más bajo.

Más adelante desaparece el carril y queda un estrecho sendero, por el que seguimos subiendo junto a un arroyo y siempre cerca, pero a un nivel más bajo de la carretera. En ocasiones apenas si hay rastros de sendero y la dificultad aumenta.

Finalmente llegamos a las antiguas instalaciones de una zona de acampada que se instaló aquí a finales de los años 70 por petición de la Delegación Provincial del Ministerio de Educación, para que los colegios de Córdoba pudieran impartir clases en plena naturaleza. Posteriormente esta idea quedó anticuada y en los años 80 se fue abandonando la instalación (Mulero Mendigorri, 1995, pags. 420-423), que cómo vemos tenía un lugar privilegiado. Los coches están poco más arriba y el grupo de A Desalambrar de hoy se despide.

La ruta tiene algo más de 9,5 kilómetros, siendo de dificultad media-baja, la única parte algo complicada es la subida final. Se puede descargar el track de esta ruta en wikiloc. En principio no seria necesario pedir permiso para hacer la ruta, aunque es recomendable infomarse en la Delegación de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul por si hubiera monterías. 

La Junta de Andalucía debería fomentar el uso público en estos montes y señalizar y divulgar este y otros senderos para que los ciudadanos andaluces puedan conocer y disfrutar de su patrimonio natural. Dado que no es así, nos corresponderá a nosotros dar a conocer los distintos montes públicos de Sierra Morena.

Sobre este blog

A Desalambrar es una plataforma que lleva más de dos décadas reivindicando el tránsito libre por los caminos públicos de Córdoba y la preservación del patrimonio natural. En este blog compartirá con los lectores y amantes del senderismo las rutas que mensualmente realizan por algunos de los itinerarios más singulares.

Autores

Etiquetas
stats