Ruiz afirma que la Diputación es “la protagonista de la vida cotidiana y del desarrollo” de la provincia

Antonio Ruiz.

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz (PSOE), ha afirmado que el balance de su gestión en la institución provincial durante el presente mandato, que concluye a mediados del próximo año, “responde a una premisa, la de que la Diputación es la protagonista en la vida cotidiana y en el desarrollo, en todos los sentidos, de los municipios de Córdoba”.

En este sentido y en una entrevista concedida a Europa Press, ello es así a pesar de que el presente mandato ha estado marcado, en su primera mitad, por la pandemia del Covid-19 y sus consecuencias sanitarias, sociales y económicas, y ahora por la guerra en Ucrania y sus consecuencias económicas, con la subida de precios en materiales, productos y servicios básicos, habiendo adoptado la Diputación frente ambas crisis “un papel protagonista” para minimizar sus efectos negativos en los municipios de la provincia.

Lo que está claro, según ha reconocido Ruiz, es que desde el gobierno provincial que preside habían “planteado este mandato de otra manera”, en base a un diseño apoyado en “aquellas cuestiones que había que afrontar para un adecuado desarrollo de la provincia de Córdoba, cuestiones que tenían que ver con la lucha contra el despoblamiento, con tener unos servicios públicos cada vez de más calidad, y también con que los ayuntamientos pudiesen contar con las infraestructuras necesarias para el desarrollo social y económico de sus municipios”.

“Cuestiones --ha proseguido-- que avanzaban en lo que habíamos previsto que iba a ser importante, como apostar por las nuevas tecnologías en la agroindustria y en el mundo rural, para luchar también desde lo local contra el cambio climático, y reforzar las políticas sociales para que en estos tiempos convulsos nadie se quede atrás”.

Ese era, según ha subrayado Ruiz, el “planteamiento inicial” que se había fijado para este mandato, pero con la pandemia, primero, y la guerra en Ucrania, después, “tuvimos que reorganizar las prioridades”, aunque, en cualquier caso, “si nos fijamos y echamos la vista atrás, esas prioridades que habíamos fijado en un principio eran bastante aceptadas, porque las crisis de estos años han puesto de manifiesto que, efectivamente, hay que apostar por esa revolución tecnológica, para que el mundo rural no se quede atrás y que esté preparado, y que hay que apostar por la sostenibilidad y por cuidar el medio ambiente”.

Por tanto, según ha resaltado, “hemos seguido trabajando en ese plan inicial, con iniciativas que tienen que ver con con programas europeos”, como los Next Generation y los de “Economía Baja en Carbono (EBC), apostando por esa sostenibilidad en el mundo rural, con iniciativas como Smart Agro, para que las nuevas tecnologías lleguen a todos los municipios de Córdoba, luchando contra despoblamiento con recursos económicos muy importantes en los presupuestos de todos estos años, y dotando a los ayuntamientos de recursos para dar respuesta a esas nuevas necesidades”.

Esta es la razón por la que, desde la Diputación, según ha subrayado, “hemos desarrollado el Plan Más Provincia, el Plan Córdoba 15 y el Plan + Municipalismo”, dotados, en su conjunto, con 35 millones de euros, puestos a disposición de los ayuntamientos de la provincia en este mandato.

“En definitiva --ha destacado, yo creo que el balance del mandato responde a una premisa, y es que la Diputación es protagonista en la vida cotidiana y en el desarrollo, en todos los sentidos, de los municipios de Córdoba”.

“Seguir trabajando”

En cuanto las cuestiones que puedan quedar pendientes para el próximo mandato, Antonio Ruiz, que está al frente de la Diputación de Córdoba desde 2015, ha explicado que “en la gestión de lo público siempre queda algo pendiente”, si bien tiene claro que “en la hoja de ruta para los próximos tiempos en la provincia de Córdoba hay que seguir apostando por el municipalismo, es decir, por la viabilidad y la solvencia de los ayuntamientos”, para que puedan “responder a las necesidades de sus vecinos”.

También es preciso “seguir trabajando para que la de Córdoba sea una provincia puntera en cuanto a la incorporación de las nuevas tecnologías, apostando a la vez por la sostenibilidad”, y con un “compromiso firme por el empleo”, aprovechando, por ejemplo, “las oportunidades que ofrecerá” la Base Logística del Ejército de Tierra, en cuya génesis “la Diputación ha jugado y juega un papel importante, planteando iniciativas para que toda la provincia se beneficie”.

La agroindustria es otra de las claves para el desarrollo económico por la que tiene que seguir trabajando la Diputación, según ha señalado Ruiz, quien no ha olvidado la importancia que tiene también en la economía provincial el turismo, siempre “apostando por la calidad, la excelencia y la diversidad de la oferta turística en toda la provincia”.

Gobierno y oposición

Respecto al papel que han jugado en este mandato el gobierno provincial de PSOE e IU y los grupos de la oposición (PP, Cs y Vox), Antonio Ruiz ha opinado que el gobierno de coalición “ha funcionado muy bien”, pues, aunque está formado por dos partidos “distintos”, coinciden en su “compromiso con las políticas sociales, la sostenibilidad, el medio ambiente y la dotación de recursos para los municipios, sobre todo para los más pequeños”.

Ambas formaciones trabajan desde el gobierno provincial, según ha afirmado Ruiz, “por la cohesión económica, pero también social y territorial de nuestra provincia” y, sobre todo, están “centrados, no en lo que nos separa, sino en aquello en lo que estamos de acuerdo y en lo que trabajamos de forma útil, en beneficio del interés general de la provincia”.

En cuanto a la oposición, para Ruiz “su actuación, de modo general, responde a lo que marca la situación política nacional” y las estrategias de sus respectivos partidos, lo cual “es legítimo, pero sería mejor centrarnos en el interés de la provincia”, aunque también es cierto, según ha señalado, que “la gran mayoría de los puntos de gestión se aprueban por unanimidad en el Pleno”.

Eso vale para el Grupo de Cs, que según ha recordado, “se ha visto mermado”, pues uno de sus dos diputados provinciales ha pasado a ser no adscrito, y también para el PP, aunque la mayor parte del tiempo está “más pendiente de sus intereses electorales”, mientras el único diputado de Vox “siempre vota en contra de cualquier iniciativa en favor de la igualdad o para combatir la violencia de género”.

Etiquetas
stats