Las diputaciones de Córdoba y Huesca acortan su distancia con el proyecto 'Alquézar-Zuheros'

Una exposición en la Fundación Rafael Botí en una imagen de archivo.

La Diputación de Córdoba y la de Huesca colaboran en el proyecto Alquézar-Zuheros. Miradas en la distancia, una exposición que analiza estas dos poblaciones (de Huesca y Córdoba) desde diferentes prismas y metodologías, y en la que se puede observar el proceso de cambio y evolución de estos municipios a lo largo del tiempo.

Según ha indicado la Diputación de Córdoba, este proyecto está financiado a través del Plan Córdoba 15 de la institución cordobesa y cuenta con un presupuesto de 15.000 euros.

La muestra, que podrá contemplarse en el Centro Botí, se inaugura este jueves y contará con la presencia del presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, quien ha destacado que este proyecto “evidencia, una vez más, el trabajo conjunto que venimos realizando con la provincia de Huesca, creando sinergias para abordar retos y atajar problemas, y generar oportunidades, que son comunes”.

“Actualmente, en un modo de vida donde lo urbano y la cultura de la ciudad se imponen e invaden todos los espacios, nuestro objetivo desde las diputaciones es el de revalorizar el territorio y el espacio de las provincias y hacer viable y productivo el modo de vivir en los pueblos”, ha resaltado el máximo representante de la institución provincial.

Asimismo, Ruiz ha insistido en que “esta muestra viene a poner de relieve cómo nuestros municipios son el resultado de formas de intervenir en el espacio a lo largo de diferentes variables culturales y distintos intereses económicos y sociales”.

Y estos dos municipios, ha continuado, “están marcados, sin duda, por su entorno geográfico, que ha influido sobremanera en el paisaje urbano debido a su emplazamiento y situación”.

Para finalizar, el presidente de la Diputación ha incidido en el “efecto social que tiene el turismo en los pequeños municipios, por su capacidad de creación de empleo y, por ende, por su contribución a la fijación de la población al territorio”.

Esta exposición realiza, en una primera parte, un estudio y análisis de imágenes de archivo de ambas poblaciones desde finales del siglo XIX hasta finales del siglo XX. Asimismo, se puede admirar un trabajo fotográfico inédito, que ha sido llevado a cabo por el artista Jordi Bernadó y que se centra en un análisis de ambas poblaciones en tanto a la diversidad de sus territorios.

La muestra tiene una tercera parte, de retratos nómadas, realizados por Carlos Pericás y Eli Garmendia, una acción fotográfica con un enfoque etnográfico que consiste en crear un archivo fotográfico de retratos con la participación de sus habitantes y turistas.

Por último, la muestra se cierra con una proyección de fotografías etiquetadas en Instagram con los 'hashtag' '#alquézar' y '#zuheros', y que recoge las imágenes tomadas por quienes habitan o visitan estas localidades.

Cabe destacar que ambos municipios pertenecen a la Asociación de los pueblos más Bonitos de España y han sido capaces de mantener una imagen uniforme a lo largo del tiempo, salvaguardando sus cascos urbanos en materia urbanística y estética dentro de un entorno natural y paisajístico. En los últimos años ambos municipios han visto cómo la afluencia de visitantes empieza a alterar o a transformar algunos de sus aspectos inherentes a su pasado y su cultura popular.

El acto de inauguración de la exposición tendrá lugar este jueves y contará con la presencia, además del presidente de la Diputación, de la presidenta de la Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí, Salud Navajas, y la vicepresidenta de la Diputación de Huesca, Elisa Sancho.

Etiquetas
stats