José María Bellido, a un paso de convertirse en el próximo alcalde de Córdoba

El PP celebra la victoria de Bellido en las elecciones del 26M | MADERO CUBERO

José María Bellido está a un paso de convertirse en el próximo alcalde de Córdoba tras haber ganado las elecciones municipales. El PP ha sido la lista más votada después de un tenso recuento en el que el PSOE siempre estuvo por delante. Al final, con el escrutinio por encima del 80%, los populares lograron remontar y hacerse con la mayoría relativa de los concejales, frente a un PSOE que no aguantó y encabezó el derrumbe de la izquierda.

Bellido será el alcalde de la ciudad. Para hacerlo, solo tiene que convencer a Ciudadanos. Los votos de Vox serían claves, pero no determinantes en su elección como primer edil, ya que es imposible que por la izquierda Ambrosio sume más apoyos con los tres concejales que ha logrado Izquierda Unida y los dos de Podemos.

El popular sucedería así a Ambrosio al frente de Capitulares y se convertiría en el tercer alcalde del PP en la historia de la ciudad tras Rafael Merino y José Antonio Nieto (del que fue teniente de alcalde de Hacienda).

Bellido ha obtenido nueve concejales, uno de los peores resultados de los populares en los últimos años, pero una mayoría relativa que con una previsible victoria del PSOE en la ciudad poco importa. Ahora tendrá que decidir si repite un gobierno a la andaluza, con Ciudadanos asumiendo delegaciones municipales y Vox prestando apoyos puntuales.

Por su parte, Ciudadanos ha obtenido un resultado histórico al conseguir cinco concejales (partían de los dos actuales), una cifra que les permitirá ser el socio decisivo del PP durante los próximos cuatro años. Isabel Albás se estrena como concejala en la ciudad y probablemente con cargo.

La gran derrotada de estas elecciones es la izquierda y la ahora alcaldesa en funciones Isabel Ambrosio. La socialista ha logrado un concejal más que en 2015, una cantidad insuficiente para mantener el bastón de mando en Capitulares, sobre todo porque a su izquierda ha habido un desplome absoluto.

Así, Izquierda Unida ha pasado de cuatro a tres concejales, en el que es su peor resultado histórico en la ciudad desde que en 1979 (cuando era el PCE) Julio Anguita lograse la Alcaldía. Mientras, Podemos no ha logrado mantener los cuatro concejales que en 2015 obtuvo Ganemos y se ha quedado en la mitad. Ambas formaciones serán intrascendentes en la futura corporación municipal.

Por último, Vox ha entrado en el Pleno, pero no con la fuerza que se podía esperar. Sus dos concejales serán importantísimos, no obstante, pues de sus votos depende que el PP logre sacar adelante sus presupuestos o no.

Ahora, queda por delante la negociación del futuro gobierno municipal. También que Vox decida si exige o no entrar en el gobierno local, y qué es lo que haría en ese caso Ciudadanos. Pero lo que parece claro es que Bellido será el próximo alcalde de la ciudad.

Etiquetas
stats