Empresa

Cómo elegir un buen colchón para dormir

Una cama.

El colchón es uno de tus mejores aliados en la vida. Para dormir bien, descansar y no sentir molestias vas a necesitar un colchón de calidad. Piensa que vas a pasar sobre él alrededor de un tercio de tu vida –unas 8 horas diarias de sueño–, de modo que tener un buen colchón es indispensable.

Firmeza del colchón

Probablemente, el aspecto más importante a tener en cuenta al comprar un colchón sea el de la firmeza. Así, podemos encontrar tres tipos de colchones: suaves, medios y firmes.

En términos generales, las personas que duermen bocarriba pueden dormir sobre un colchón firme. Quienes lo hacen de costado pueden escoger uno con una firmeza media. Los suaves están más indicados para casos más especiales y para personas de muy poco peso.

Colchones y últimas tecnologías

El sector de los colchones invierte una buena cantidad de dinero en buscar las mejores soluciones para tu descanso. Es por eso que la búsqueda de nuevas opciones tiene una base tecnológica destacada. Las compañías de diseño de colchones como el Grupo Lo Mónaco se preocupan por trabajar con materiales innovadores y con sistemas que ayuden mejorar la calidad de tu sueño y de tu descanso.

Los colchones más modernos, aquellos que se sirven de la tecnología, suelen ser las mejores opciones para ti, puesto que introducen los últimos avances para crear el colchón perfecto.

Medidas y espacio

Un factor determinante a la hora de escoger colchón, más allá de la comodidad que brinden y de lo bien que se duerme en ellos, es la medida.

Debes tener en cuenta la medida del propio colchón y el tamaño de la habitación en el que se va a ubicar el colchón.

Antes que nada, tu elección debe caber en la habitación en la que lo vayas a colocar. Puede parecer de Perogrullo, pero averiguar el tamaño que necesitas, teniendo en cuenta las dimensiones de la estancia, es lo primero en lo que debes saber.

Una vez que conozcas las posibilidades de la habitación, llega el momento de que elijas el tamaño perfecto para tu colchón. Por lo general, las camas de 1,35 de ancho y superiores son ideales para parejas y matrimonios. Las camas de 1,10 se quedan un poco cortas para parejas, pero son magníficas para las habitaciones de invitados y para personas solas. Los colchones de 90 cm son la mejor opción para los pequeños de la casa y para los adolescentes, ya que ellos pueden dormir con más facilidad y agradecen disponer de un poco más de espacio en la habitación.

No te olvides de la almohada

Siendo el colchón una parte fundamental de tu descanso, hay otro elemento imprescindible para que puedas pasar las noches sin problemas: la almohada. Tener un buen colchón puede servir de poco si apoyas tu cabeza en la almohada equivocada.

Es básico que mientras duermas te sientas bien en todo momento, que la postura de tu cuello y de tu cabeza no te resulten incómodas. Averiguarlo es fácil. Si a la mañana siguiente sientes molestias y la zona cervical cargada, es más que probable que la almohada que estás utilizando no sea la que más te convenga.

Del mismo modo que debes invertir en un colchón de calidad también debes hacerlo en la almohada perfecta.

Etiquetas
stats