El colegio Almanzor se transforma en un centro integral dirigido a la nueva era de la educación

Colegio Almanzor en Córdoba

Desde hace más de tres décadas, y con vistas a la Sierra de Córdoba, la cooperativa Vicente Aleixandre dirige el colegio Almanzor, un centro laico y familiar desde un edificio que tiene una ubicación privilegiada. Este colegio dispone de espacios amplios y polivalentes, en el que la ventilación y la luz natural juegan un papel fundamental. Estas características han beneficiado notablemente el desarrollo de la vida escolar en el curso actual. No obstante, desde el colegio Almanzor están inmersos en un proceso de transformación de sus espacios "con el fin de adaptarnos aún más a la nueva era de la educación".

Desde que estalló la pandemia, el colegio Almanzor ha implantado medidas anti Covid, como el uso de mascarillas durante toda la jornada, flujos de entrada y salida y dispensadores de gel hidroalcohólico en espacios comunes, establecimiento de grupos burbuja, entradas y salidas del centro por distintas puertas y de forma escalonada y utilización de los espacios al aire libre con fin pedagógico. El espacio educativo se ha convertido en un recurso metodológico fundamental que tiene una influencia directa en el rendimiento académico del alumnado, el cual llega a un nivel óptimo en un ambiente cuidado, con la combinación de colores adecuada y entrada de luz necesaria, y con mobiliario adaptado y versátil.

Este proceso de cambio comenzó hace varios años con la inauguración del aula multisensorial para el alumnado de Educación Especial, señalan desde la cooperativa, que cuenta con 21 socios. Este tipo de aulas, potencia la coordinación y la concentración, estimula el pensamiento lógico, mejora de la calidad de vida de los discapacitados cognitivos, aumentando su grado de autonomía y de reacción ante los estímulos sensoriales, favorece la comunicación no verbal y el bienestar emocional y el equilibrio psicológico.

Además, se sigue adelante con el aula de tres años, cuyo principal objetivo de transformación fue proporcionar las condiciones idóneas para una adecuada estimulación temprana y aprendizaje multisensorial. La última transformación se dirigió a un espacio común, convirtiendo la biblioteca en un espacio que no solo invita a la lectura, sino que dispone de lo necesario para convertirse en un lugar polivalente.

El alumno es el protagonista

En todas las etapas, se promueve un aprendizaje dinámico en el que el alumnado pueda sentirse protagonista, teniendo como resultado el aprendizaje más significativo. La motivación e interés del alumnado es fundamental en el proceso de enseñanza-aprendizaje, "por lo que volcamos nuestros esfuerzos para propiciar estas condiciones", exponen. "Además, fomentamos el aprendizaje de lengua inglesa, contando con auxiliares de conversación nativas que apoyan dicha enseñanza", agregan.

Así, en la etapa de Educación Infantil el colegio Almanzor cuenta con una gran diversidad de materiales para estimular todas las áreas de aprendizaje. Estos materiales están distribuidos por rincones y al alcance del alumnado, de manera que se fomente su autonomía y que les sea atractivo acceder a los mismos. La estimulación temprana juega un papel fundamental en el desarrollo de esta etapa. El primer contacto de las matemáticas de forma manipulativa y con un material novedoso y multisensorial como es Numicon.

Además, se promueve el uso responsable y pedagógico de las nuevas tecnologías desde la edad temprana. De hecho, el centro dispone de dispositivos Chromebook para el uso del alumnado.

En la etapa de Primaria, se hace un apoyo en metodologías de trabajo cooperativo que fomentan el pensamiento crítico, en las nuevas tecnologías aplicadas al aula, la estimulación en el aprendizaje de la lengua extranjera y al desarrollo de la iniciativa y habilidades personales.

En la etapa de Secundaria, se continúa con la misma línea pedagógica cuyas bases fueron asentadas en la Educación Infantil, buscando contribuir a la educación para la vida, la libertad y la responsabilidad. Hacemos uso de las técnicas de aprendizaje más innovadoras y motivadoras en esta etapa, como la gamificación, el debate y el aprendizaje práctico.

"Contamos con un aula específica y otra de apoyo a la integración. Nuestro centro fue pionero en la integración del alumnado de NEE en las aulas ordinarias", detallan desde Almanzor.

Servicios

El centro dispone de cocina propia, donde se elabora el menú partiendo de materia prima de calidad. Los menús son evaluados mensualmente por especialistas en nutrición escolar. El colegio dispone de un equipo de monitoras cualificadas que atienden personalmente al alumnado antes, durante y después. El servicio ha seguido ofreciendo la máxima calidad, adaptándose a las nuevas medidas higiénico-sanitarias derivadas de la situación pandémica.

Almanzor también cuenta con un aula matinal, que permite la conciliación laboral, ampliando el horario de permanencia en el centro si fuese necesario. Es un tiempo de estudio, lectura y actividades lúdicas, supervisadas por dos profesionales en el ámbito educativo.

El colegio dispone de transporte escolar y de actividades extraescolares, gestionadas por el AMPA, para enriquecer la formación del alumnado, dando respuesta a las necesidades de formación complementaria.

Por último, disponen de una academia de idiomas que imparte clases de inglés en sus instalaciones con profesorado especializado, ofreciendo a las familias la posibilidad de que sus hijos accedan a esta formación complementaria sin salir del centro.

"La participación y trato cercano con las familias es una parte fundamental de nuestro día a día", concluyen, como lema de este centro educativo pionero en Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
18 de marzo de 2021 - 06:00 h
stats