Aldeas Infantiles lanza una guía para que los escolares ayuden a sus compañeros ucranianos

Unos niños se abrazan en el patio de un colegio.

Respetar sus tiempos y sentimientos, ofrecerles apoyo para ponerse al día con las tareas escolares, ayudarles a practicar el idioma, aceptar las diferencias culturales, empezar con un “a veces yo también me siento triste”... Son sólo algunas de las claves que Aldeas Infantiles incluye en una guía destinada a ayudar a la infancia, pensada para que los escolares ayuden a sus compañeros recién llegados desde Ucrania.

La guía, que puede descargarse desde la web de Aldeas Infantiles pinchando aquí, incluye recomendaciones para favorecer el bienestar emocional de los niños refugiados, aunque está pensada para que niños, niñas y adolescentes sean quiénes apliquen sus consejos para lograr una integración efectiva y de igual a igual.

Para ello, lo inicial es explicar las condiciones en las que llegan a España y a Córdoba los menores que huyen de una guerra. Así, la ansiedad, el miedo, el enfado, las dificultades para comer o dormir, revivir continuamente lo ocurrido o incapacidad para expresar los sentimientos son síntomas comunes entre quienes han experimentado las consecuencias de los conflictos bélicos.

Desde el inicio de la guerra, se estima que han llegado a España alrededor de 135.000 ucranianos. En el caso de Córdoba, hay ya más de 240 ucranianos acogidos, de los que cerca de un centenar son menores, y desde el pasado mes de marzo se han ido gestionando las escolarizaciones para que los niños no pierdan más de lo que les ha robado la guerra.

Por este motivo es tan importante una guía como la que ha publicado Aldeas Infantiles, una ONG que lleva desde 1967 en España trabajando con objetivos como la protección de la infancia o la erradicación de la pobreza infantil. El documento se difundirá entre los 202.100 alumnos participantes en los programas de Educación en Valores que la organización desarrolla en los colegios de Córdoba y del resto de España.

Situar a Ucrania en el mapa y aprender su historia

Una guía que arranca con lo más básico, por las dudas: ¿Qué está pasando en Ucrania y qué es eso que ocupa las noticias de la televisión de lo que todo el mundo habla? “Es normal que esta realidad tan cruda impacte, asuste y, sobre todo, que genere preguntas. Entender este conflicto bélico, conocer sus orígenes y ser conscientes de las consecuencias que puede tener en la salud mental de quienes la están viviendo puede ayudarte a apoyar de forma adecuada a los niños y niñas de Ucrania que se han visto obligados a abandonar sus hogares para refugiarse de la guerra en otro país”, explica la guía, que invita a empezar por situar en el mapa el país o aprender algunas claves de su historia como un buen punto de partida para que los niños y niñas entiendan mejor de dónde vienen sus nuevos compañeros. 

El objetivo de esta guía es implicar directamente a niños, niñas y adolescentes en la integración de la infancia y adolescencia refugiada y poner en valor el papel esencial que desempeñan a la hora de recibir, apoyar y acompañar a sus iguales de otros países en su proceso de adaptación. Todo ello, con el fin de favorecer el bienestar emocional de la infancia y adolescencia que huye de la guerra y contribuir a reducir el impacto que esta puede tener en sus vidas y en su desarrollo.

“La participación no solo es un derecho que ostentan todos los menores, también es una oportunidad para que desarrollen nuevas habilidades y competencias que les permitan transformar la realidad que les rodea”, han afirmado desde Aldeas Infantiles SOS. También señalan que “esta guía es una herramienta para promover la cultura de paz y hacer conscientes a chicos y chicas de la complejidad del mundo en el que viven”.

Aldeas Infantiles en Ucrania

Desde que el pasado mes de febrero estallara la guerra en Ucrania, Aldeas Infantiles SOS ha atendido a más de 8.000 niños, niñas y familias dentro del país. Entre ellas, ha ayudado a reubicar a 1.500 niños y niñas tutelados por el Estado ucraniano que permanecían en instituciones residenciales y ha facilitado a 2.000 familias que no han podido abandonar sus hogares productos de primera necesidad y apoyo psicológico. Además, ha proporcionado refugio y asistencia humanitaria a 791 refugiados en distintos países europeos.

Aldeas trabaja en Ucrania desde 2003 con niños, niñas y adolescentes que han perdido el cuidado parental o están en riesgo de perderlo y con familias en situación de vulnerabilidad. Estar presentes desde hace casi veinte años en Ucrania ha permitido que la respuesta de la organización ante la emergencia humanitaria haya sido rápida y efectiva.

Etiquetas
stats