“Una victoria lo cambia todo”

Juan Merino durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

No es lo suyo el discurso floreado. Tampoco las excusas. A Juan Merino le trajo el Córdoba para conseguir una reacción y esta no se ha producido del modo en que se pretendía. Por eso se le nota un estado anímico muy singular, entre preocupado e impaciente por que llegue de una vez una victoria “que lo cambia todo”. El linense compareció en la sala de prensa para exponer, una vez más, sus intenciones: ganar. Esta semana toca la Cultural Leonesa, que lleva dos meses sin un triunfo que echarse a la boca -aunque colecciona empates- y que llega con un aire intimidante. Presentan un ideario futbolístico atractivo, liderado por el joven Rubén de la Barrera desde el banquillo, y tienen arriba a un conocido de El Arcángel, el delantero Rodri. Merino sabe todo eso, lo ha estudiado bien, pero pone el acento en lo suyo. “Vamos con las ideas bastante claras, con un trabajo serio en la semana y mentalizados de lo que nos jugamos todos”, dijo. Ahí lo resume todo. El resultadismo es una cuestión de primera necesidad ante un Córdoba que va colista de Segunda.

“Hace mucho tiempo que no se gana. Se lo merece la afición y se lo merece el equipo por lo que está haciendo en los entrenamientos”, ha manifestado Merino, que como viene siendo norma se mostró hermético en cuanto a sus planes. No desveló si cambiará de dibujo con la recuperación de Sergi Guardiola -tras su sanción- y con los rehabilitados Jovanovic y Caro. “Sabéis que no adelanto nada, por no favorecer al contrario. Sí es importante recuperar a jugadores y la elección será más difícil. Los que salgan lo harán a tope”, dejó dicho.

Sobre la falta de revulsivo tras su llegada, Merino quiso matizar. “Esto es fútbol, dependemos de la pelota. Siempre que hay cambio de entrenador esperamos una reacción y ésta no ha existido en resultados, pero igual sí en competir. No me ha pasado en otros equipos, pero a mi entender estoy contento por cómo están comportándose los jugadores, aunque los resultados son los que mandan. Sabemos que estamos trabajando bien, pero el fútbol es caprichoso”, expuso a la concurrencia.

El entrenador insistió en que la plantilla muestra progresión. Él lo está apreciando así. “El Córdoba está preparado, tengo a la gente bastante metida. Necesitamos ya una victoria. A la afición es hacerle ver esto, todos sabemos que ganando un partido se ganará tranquilidad. Tarde o temprano le daremos la vuelta a esta situación. Hay que vivir cada partido al límite de las posibilidades y el equipo va a crecer. Al final, los números nos dicen que el equipo va a ser sólido”.

Sobre los entrenamientos en césped artificial por el mal estado del piso de los recintos de la Ciudad Deportiva, Merino mostró su perfil más práctico. “Este equipo fue capaz de subir a Primera División entrenando en campos no buenos. Yo no voy a poner ninguna excusa mientras esté aquí. Hay situaciones que hay que llevar adelante, dificultades que surgen, pero hay que seguir trabajando. Tenemos armas buenas y capacidad como equipo para ganar”, relató.

Etiquetas
stats