Traspié inicial del Cajasur CBM en la Copa de Andalucía

Imagen de un tiempo muerto del Cajasur CBM.

Sólo un día después de superar al Ángel Ximénez en su Trofeo de Feria, el Cajasur Córdoba de Balonmano (CBM) sufrió un traspié en su segundo partido estival. Ocurrió dentro de una nueva edición de la Copa de Andalucía, que arrancó el equipo de Jesús Escribano con una derrota ante el Conservas Alsur Antequera (27-21). Cabe recordar que el conjunto malagueño, que va a ser rival de los granates la próxima campaña, cerró un gran curso en la 2018-19, en la que luchó por la fase de ascenso a Asobal. A su plantel sumó además piezas como Chispi o Nacho del Castillo, ex de la escuadra cordobesa.

El Cajasur CBM encaraba su estreno en la Copa de Andalucía con motivación extra después de iniciar su pretemporada con triunfo ante un adversario de superior división, el Ángel Ximénez. Aunque el marcador del Fernando Argüelles, escenario del duelo con el Conservas Alsur Antequera, no reflejó grandes diferencias hasta los últimos 15 minutos de la segunda parte, los granates no mostraron su mejor cara ante el cuadro malagueño, cuya plantilla tuvo una gran compenetración durante el partido.

Los antequeranos asentaron su defensa a partir del minuto 10 de la primera parte, lo que complicó mucho el trabajo en ataque del conjunto granate, que prácticamente no tuvo oportunidades claras de lanzamiento. El Conservas Alsur fue muy continuo en tareas defensivas y a ello añadió que el Cajasur CBM llegaba tarde. Esto permitió en definitiva que el cuadro local pudiera lanzar a media distancia con comodidad y, por tanto, dejar pocas opciones para salvar los goles en portería.

Así, el choque alcanzó el final de la primera parte con un igualado tanteador de 11-10. Pero el Cajasur CBM arrastraba ya cansancio ante un rival que tenía las ideas muy claras y una firme intención de ganar.

El segundo tiempo arrancó con el electrónico muy igualado, con diferencias mínimas hasta el cuarto de hora. Fue en ese momento cuando los de Antequera rompieron el encuentro a su favor con pocas rotaciones en la primera línea de su defensa y cambios en los extremos. La poca fluidez en ataque de los granates sumada a la falta de contundencia en labores defensivas dio lugar a un resultado negativo al final de la contienda (27-21). "No nos viene muy mal que nos pongan los pies en la tierra de cara a seguir trabajando en la pretemporada", afirmó Jesús Escribano sobre la derrota.

La Copa de Andalucía cumple este año su vigésimo cuarta edición y en ella participan los equipos de la comunidad en División de Honor Plata. Al Cajasur CBM y el Conservas Alsur Antequera hay que sumar por tanto al ARS Naranjas de Palma del Río y el Ciudad de Málaga. Precisamente el cuadro palmeño es el siguiente rival de los granates, en un derbi que ambos equipos disputarán el 21 de agosto.

Etiquetas
stats