Solidaridad blanquiverde para una sonrisa infantil

Presentación de la XIII Recogida de Alimentos de Cordobamanía. | RAFA ÁVALOS
La peña Cordobamanía presenta su XIII ‘Recogida de alimentos a favor de la Asociación Cordobesa de Amigos de los Niños Saharauis’, que tendrá lugar en la previa del duelo con el Villarreal

¿Cuánto vale la sonrisa de un niño? Nada y a pesar de que ni se compra ni se vende tiene un valor incalculable. ¿Y cuál es su peso? Mucho, pues probablemente no pueda existir algo mejor que ver a un pequeño dibujar un gesto de felicidad en su rostro. Más si cabe cuando la situación que atraviesa es tan complicada como la de aquellos que nada tienen y que todo, por más menudo que parezca ser, agradecen. Una situación como la que viven los chicos saharauis, los mismos para los que un yogur es poco menos que un lujo. Para ellos, un plato de arroz o de lentejas supone mucho más que cualquier aparato electrónico, que un coche o incluso, sin más, un simple pastel de chocolate. Lo que para el resto es necesidad en la Hamada de Tinduf (Argelia) no recibe ningún interés. No al menos tanto como el alimento que año tras año reciben desde otros puntos del globo terráqueo y que supone, en realidad, su único modo de subsistencia. De ahí la importancia de iniciativas como la que desde hace más de una década desarrolla cada temporada Cordobamanía y que en este 2014 que poco a poco acaba tendrá lugar el próximo domingo antes del duelo entre el Córdoba y el Villarreal. Concretamente, desde dos horas antes del choque en el exterior del estadio entre Fondo Norte y Tribuna o, quien no pueda entonces, en la propia sede de la peña a lo largo de la mañana.

Se trata de la ‘Recogida de alimentos a favor de la Asociación Cordobesa de Amigos de los Niños Saharauis’, que desde 2001 ofrece una importante aportación para la caravana solidaria que realiza la mencionada asociación. Su presidente, como el de la peña blanquiverde y su homóloga de la Fundación Córdoba, que colabora con esta causa, destacó este jueves el valor con que cuenta una iniciativa como ésta. Lo hizo en la presentación que de la misma se llevó a cabo en la circunstancial sala de prensa de El Arcángel en la zona mixta del estadio -la real está en obras-. “Quiero recordar que el pueblo saharaui vive exclusivamente de la ayuda internacional. Vive en campos de refugiados, en una zona desértica, y no tienen ni agua ni luz. Viven desde hace 38 años en los campos de refugiados del desierto y nuestra ayuda en todos los aspectos, sobre todo en el alimentario, es muy importante para ellos”, explicó Arturo Falcón, que añadió que “un paquete de un kilo de una despensa de casa no pesa mucho y es más que suficiente”. Y tanto que lo es, pues “allí no tienen nada, no pueden cultivar ni hacer nada”. El territorio en que habita el pueblo saharaui no permite la propia subsistencia, de ahí la necesidad con que cuenta.

Basta con un kilo de pasta o de harina, o con un litro de aceite. Es decir, alimentos no perecederos que para los pequeños saharauis son un regalo por el que ofrecer una sonrisa. Por ese motivo, la presidenta de la Fundación del Córdoba resaltó el interés de la cita que anualmente proyecta Cordobamanía. “Es digna de elogio y no podemos más que apoyarla y entregarnos para que sea todo un éxito”, indicó María del Mar Muñoz, que animó “a los aficionados a que sumen su colaboración, sabiendo que en momentos complicados toda ayuda es bien recibida y siendo conscientes de que por muy insignificante que pueda parecer resolverá un problema”. En ese sentido, su homólogo de la peña organizadora valoró la aportación que en estos lares se pueda realizar cuando no corren tampoco buenos tiempos. “Entendemos que la situación de las familias no es la más idónea, que la situación que vive nuestro país, nuestra comunidad y nuestra ciudad no son las más propicias y sabemos del esfuerzo que tienen que hacer muchas familias para colaborar con nosotros”, señaló José Gordillo, quien además aseveró que “por poco que sea (lo que se aporte), será mucho para estos niños, porque por desgracia o tienen ayuda internacional o no tienen nada que comer”. Es así, como algo que puede resultar de poca importancia en el día a día en lugares como Córdoba es básico en otros como los campos de refugiados en Tinduf.

Etiquetas
stats