Razak busca nuevos retos en Sudáfrica

Razak, tras un partido en El Arcángel del pasado curso | MADERO CUBERO

Otro con nuevo destino. Poco a poco los más exfutbolistas del Córdoba encuentran un lugar en el que afrontar la próxima temporada. Si días atrás se hacía oficial el fichaje de Rodri por la Cultural Leonesa y este lunes se conocía la llegada de Juli al Hércules, en esta ocasión el turno es para Razak Brimah. Aunque en el caso del cancerbero su viaje será mucho más extenso. Porque el portero ghanés regresará a su continente después de una década en el fútbol español. Concretamente lo hará para recalar en el Mamelodi Sundowns de Sudáfrica, uno de los equipos más potentes del panorama africano. De esta forma, el guardameta no podrá cumplir su objetivo de continuar en la Liga, así como tampoco en Europa.

Permanecía Razak a la espera de hallar conjunto para la temporada venidera, que lo será de pre Mundial -éste llegará en 2018-. Tras abandonar el Córdoba, el cancerbero se mantuvo activo con entrenamientos con la plantilla del segundo equipo del Málaga. Era una forma de no perder el ritmo antes de enrolarse en una nueva entidad. Si bien mantenía la puerta abierta a seguir en España, la oportunidad no terminó de aparecer o bien si la hubo no le convenció. Así, este martes el Mamelodi Sundowns anunció su contratación para la campaña 2017-18. El ghanés buscará nuevos retos, por tanto, en Sudáfrica, en uno de los cuadros más potentes del continente. De hecho, es el vigente campeón de África.

Razak Brimah (Accra, Ghana, 1987) dio el salto a España, en lo que al fútbol se refiere en el aspecto profesional o semiprofesional, en verano de 2008. Entonces fichó por el Polideportivo Ejido, con el que apenas disputó seis encuentros en el Grupo IV de Segunda B. Fue una temporada después cuando se le presentó su primera gran oportunidad de progresión: firmó con el Betis y con su filial jugó 26 partidos en la ya citada categoría. Un curso después participó casi otra veintena de encuentros con el segundo conjunto heliopolitano. Tras un discreto paso por el Tenerife, el ghanés se hizo un nombre en Segunda A con el Guadalajara, desde el que llegó al Córdoba en el campeonato 2013-14. Actuó en la división de bronce con el segundo equipo y pareció ganarse un puesto, pero de repente salió de los planes de la entidad califal y encontró acomodo en el Mirandés. Sólo un ejercicio después de salir, el guardameta regresó a El Arcángel. En la campaña 2015-16 fue titular indiscutible, pero su rol cambió la pasada con el refuerzo de Pawel Kieszek.

Etiquetas
stats