Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana Sábado, 15/06/2024

La queimada no le surte efecto al Córdoba en Riazor

Rafael Ávalos

0

La mala fortuna se le aparece de nuevo a los blanquiverdes, que con un gol en propia puerta de Florin ven escapar una curativa victoria ante un Deportivo (1-1) en inferioridad

No hay manera de acabar con el mal fario o lo que quiera que persiga al Córdoba esta temporada. Porque el conjunto blanquiverde acarició ese ansiado triunfo que buscaba desde hace 11 jornadas. Lo rozó y de nuevo lo vio escapar de manera dolorosa, pues en forma de maldición de meiga gallega llegó el tanto del empate de un Deportivo que en ese instante, ya en el tramo final del encuentro disputado en Riazor, se encontraba en inferioridad numérica. En un saque de esquina, Florin no acertó en el despeje y mandó el balón al interior de su propia portería. La queimada que había preparado José Antonio Romero, así como el conjuro curativo con que deseaban tomarla los califales, no hizo efecto. Quizá el resultado es injusto para un equipo que se adelantó merced a un tanto del rumano, el que es su mayor talento en esta fase de la campaña, y que vio por momentos la permanencia a cinco puntos. Respiraron los cordobesistas y después volvieron a perder el aliento.

En tierra de buen marisco optó sin embargo José Antonio Romero por la carne y puso cuanta tenía en el asador. El técnico elaboró un once de marcado carácter ofensivo, al menos sobre el papel. La pareja en la medular la conformaron en esta ocasión Krhin y Borja García. La apuesta por el madrileño para el doble pivote era un claro mensaje de que en caso de morir el Córdoba lo quería hacer matando. Por delante, línea de tres para Bebé, Fede Cartabia y Héldon. El hispano argentino y el caboverdiano fueron dos de los futbolistas que entraron en la alineación titular respecto de la presentada ante el Atlético de Madrid. También participó de inicio Pantic, que recuperó su lugar después de cumplir sanción en el duelo con el conjunto colchonero. La punta de ataque fue una vez más para Florin, toda vez que además a Ghilas le tocó ver el choque desde casa. Así las cosas, el preparador blanquiverde dejó fuera del equipo a un Zuculini que no termina de entrar en juego.

La contienda comenzó con un Deportivo decidido a hacer daño de la mejor forma en que creía lo podía conseguir. Esto era a través de rápidas salidas tras recuperaciones. De esta manera gozó de su primera ocasión a los tres minutos, cuando un error de Pantic pudo costar caro a los califales. El serbio salió con el balón jugado y quizá se llenó de confianza. En la medular, perdió el esférico el central ante Fariña, que en una veloz galopada se plantó en la frontal para sacar un buen disparo que logró despejar con una magnífica estirada Juan Carlos. Fue éste el primer aviso serio de los gallegos, que apenas instantes después volvieron a advertir de que deseaban ganar. Un tiro de Isaac Cuenca se marchó fuera por muy poco. Hasta el momento, eran los de Víctor Fernández los únicos que ofrecían acciones de interés en ataque, si bien el balón era más para el Córdoba. Quizá esa posesión y el buen posicionamiento sobre el campo fue lo que permitió a los blanquiverdes tener cada vez mayor comodidad. Parecían controlar los de Romero, pero no acertaban en sus jugadas en línea de vanguardia. Fue en el 18 cuando un centro por banda izquierda de Fede Cartabia, tras un saque de esquina, lo remató Pantic sin acierto.

Avisó el cuadro califal de que también tenía un fuerte deseo de obtener los tres puntos en juego. Sus intenciones las puso de manifiesto el Córdoba en los siguientes minutos, en los que contó con varios acercamientos de gran peligro. De hecho, Florin llevó el cuero al fondo de las mallas de la portería local. Aunque el gol quedó anulado por fuera de juego. Posteriormente, despejó no sin algún apuro Fabricio un disparo de Borja García, que llegó desde segunda línea para rematar un buen servicio de Bebé. Trató de dar el susto el Deportivo acto seguido en un rápido saque de falta al que no atendió la zaga visitante. Sí lo estuvo Juan Carlos para atrapar el centro de Cuenca, que se había internado en el área en busca de una opción para mover el tanteador. La situación en el césped era mejor para los blanquiverdes, que sin embargo en el tramo final del primer acto hubieron de resistir la presión coruñesa en ataque. Y pudo haber disgusto en la última acción antes del descanso, cuando Toché marcó en un córner. Pero igual que sucediera con el tanto anotado por Florin, éste no subió al marcador por fuera de juego.

Ese susto final no provocó que el Córdoba se acongojara en la reanudación. Más bien todo lo contrario, porque los de José Antonio Romero salieron decididos a romper el equilibrio. Además de controlar el balón, lo supieron llevar a las proximidades del área coruñesa. En el 49, se marchó muy desviado un derechazo de Bebé, que instantes después lo volvió a intentar con un fuerte disparo que generó dudas en la zaga local. No atrapó bien Fabricio y tuvo que despejar Lopo para evitar que en el rechace tomara ventaja el cuadro visitante. Quizá se adivinaba el gol blanquiverde, que llegó en el 54. Un buen servicio, otro más, de Edimar lo recibió Florin casi en el punto de penalti. Hábil, el rumano escapó de entre los dos centrales blanquiazules y aguantó bien la salida de Fabricio para acto seguido alojar el cuero en el interior de su portería. Los califales tenían la queimada en un punto ideal. El conjuro por el momento también surtía efecto y las heridas podían quedar curadas. Pero restaba demasiado tiempo. A los de Víctor Fernández, con todo, tardaron en reaccionar. Y tampoco es que lograran hacerlo demasiado, pues siempre mantuvo una magnífica colocación el conjunto cordobesista. Tanto es así, que Florin pudo hacer el 0-2 con un disparo lejano que, sin embargo, pudo blocar Fabricio.

Poco a poco, el Deportivo consiguió llevar al Córdoba a su parcela defensiva, aunque no consiguió generar verdadera sensación de peligro. Aun así, dio un pequeño susto en el minuto 67, cuando un remate de Toché se marchó por línea de fondo por muy poco. Parecía que los gallegos tomaban definitivamente el control del choque, pero no fue así y los blanquiverdes siguieron mejor posicionados y también más acertados en su idea de juego. Por si fuera poco, Luisinho vio la segunda amarilla en el 68 y los de José Antonio Romero afrontaban los últimos 20 minutos de partido con un hombre más. Aunque eso siempre es un arma de doble filo, por lo que los califales intentaron incrementar su renta favorable. Así, Fede Cartabia buscó el tanto en el 76, que evitó Fabricio. A los coruñeses les pesaba la inferioridad numérica y los califales dominaban a base de posesión. A cinco de que se cumpliera el tiempo reglamentario pudo sentenciar Bebé, pero no acertó en su remate.

El encuentro se aproximaba a su final y tenía todo el aspecto de terminar de manera favorable para los blanquiverdes. Los tres puntos estaban casi en el zurrón, pero una vez más la mala suerte apareció. Esta vez en tierra de meigas, donde la queimada y el conjuro que con ella realizó el Córdoba no surtieron efecto. En un servicio realizado desde el córner, Florin no acertó ni a cortar ni a despejar y con el pecho alojó el balón en el interior de la meta defendida por Juan Carlos. De nuevo, la bruja fortuna destrozó a un equipo que acarició su resurrección y que acabó con un poco más de tierra sobre sí.

FICHA TÉCNICA

DEPORTIVO, 1: Fabricio, Juanfran, Lopo, Sidnei, Luisinho, Borges (Medunjanin, 62´), Álex Bergantiños, José Rodríguez (Oriol Riera, 55´), Fariña (Hélder Costa, 62´), Cuenca y Toché.

CÓRDOBA CF, 1: Juan Carlos, Gunino, Pantic, Crespo, Edimar, Krhin, Borja García, Bebé, Fede Cartabia (Fidel, 79´), Héldon (Rossi, 74´) y Florin.

ÁRBITRO: Prieto Iglesias (Comité Navarro). Expulsó por doble amonestación al local Luisinho (68´). Mostró tarjeta amarilla a los locales Borges, Juanfran y Medunjanin; y a los visitantes Krhin y Fede Cartabia.

GOLES: 0-1 (54´) Florin. 1-1 (86´) Florin, en propia puerta.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésima jornada del campeonato de Liga BBVA, disputado en Riazor ante unos 20.000 espectadores.

Etiquetas
stats