“Sin nuestro público no se hubiese ganado”

Sandoval, en el banquillo de El Arcángel | MADERO CUBERO

En efecto, la forma no importa. Lo único que vale es la victoria. Siempre es así, pero más en una situación como la que atraviesa el Córdoba. El conjunto blanquiverde ya lo sabe después de superar al Extremadura en un duelo vibrante. Al fin vuelve a sumar de tres y lo consigue tras una remontada en el tramo final del partido. “El equipo ha tirado de corazón y de fe, y sobre todo mi estadio. Este partido es de los que gusta a todos. Gracias a este estadio Jova (Jovanovic) corría por diez, Jaime igual”, expresó el entrenador califal, José Ramón Sandoval, sobre los vertiginosos últimos minutos del choque con los pacenses. “Sin nuestro público no se hubiese levantado”, destacó el madrileño poco después para aplaudir el apoyo de la afición.

“Creo que sabíamos lo que nos jugábamos. Creo que el partido se nos ha puesto de cara con el gol de De las Cuevas y tapábamos todas las diagonales para Enric. En el centro del campo hemos estado limitados, pero controlábamos”, señaló en el inicio de su análisis del encuentro. “El partido cambió con el gol y la expulsión de Piovaccari. Sólo un error podía provocar lo que pasó y lo tuvimos. En el segundo tiempo parecía que habíamos perdido, pero íbamos empate. Hemos tenido que arriesgar más y sabíamos que las espaldas de los centrales les podíamos hacer daño”, prosiguió el de Humanes. “Creo que lo teníamos controlado, era que se equivocaran ellos y salir a la contra”, concluyó en este sentido.

De lo que prefirió no hablar el técnico fue de la expulsión de Piovaccari, puesto que “bastante tenía él ya”. “Él sabía que había metido la pata, hubiésemos visto otro partido. Pero nos va la marcha”, continuó antes de resaltar que “ha vuelto El Arcángel, han vuelto estos jugadores”. “Hemos pasado ya de los diez, estamos en menos 39 y es en lo que tenemos que pensar”, añadió Sandoval. El madrileño quiso subrayar que su equipo “ha brillado en solidez y solidaridad en grupo, van de la mano”. “Teníamos que ver portería, teníamos que ser así. La gente (por sus futbolistas) lo ha vibrado como si fuera el último partido, pero eso es lo que quiero, que lo sientan”, expuso para concluir que “hay que tener paciencia para tener la portería a cero”.

Etiquetas
stats