En los nombres del gol: seis autores para seis dianas

De Tomás celebra con Florin su gol al Bilbao Athletic. | MADERO CUBERO
El Córdoba, que es uno de los que menos marca en Segunda A, tiene tantos goleadores como tantos anotados, que además siempre tienen una factura diferente

Ni uno ni dos, sino más de tres y de cuatro son los nombres bajo los que se escribe el gol la presente temporada en el Córdoba. Porque a pesar de que son pocos, o quizá por ese motivo, ninguno tuvo idéntico autor. Es decir, las seis dianas que hasta ahora acumula a su favor el conjunto califal fueron anotadas por otros tantos futbolistas, y además tuvieron, de igual manera, muy diferente factura. De las distintas formas en que el equipo vio puerta, la última tuvo lugar el pasado sábado: Raúl de Tomás no sólo se estrenó como goleador con la escuadra blanquiverde, también abrió la cuenta de tantos marcados desde el punto de penalti. El delantero cedido por el Real Madrid fue precisamente, de este modo, el último en perforar las mallas de una meta rival.

Las estadísticas en ocasiones ofrecen realidades cuanto menos curiosas, como lo es el caso del reparto de los escasos goles –aunque bien rentabilizados la mayoría– que por el momento tiene en su casillero el Córdoba. El cuadro califal es el cuarto equipo que menos marca en Segunda A, igualado con otros cuatro, y sólo superado, de forma negativa, se entiende, por el Mallorca (que hizo tres tantos), el Bilbao Athletic y el Lugo (ambos con cinco). En lo que se refiere a la firma que tuvieron las seis dianas del conjunto blanquiverde, que fueron siempre distintas, tres pertenecen a hombres de la punta de ataque y otros tres a jugadores de la medular y segunda línea de ataque. De esta segunda parcela fueron los dos primeros futbolistas que lograron batir a porteros adversarios: Fidel lo hizo ante el Valladolid y Markovic en Leganés.

En la relación de goleadores, se dio la curiosa circunstancia a lo largo de las primeras jornadas de que hasta el pasado sábado, con el gol de Raúl De Tomás al filial del Athletic, fueron más los jugadores de segunda línea de vanguardia que delanteros los que marcaron. En ese sentido, Xisco abrió la lata para los arietes ante el Alcorcón, una lata en la que después Florin (ante la Ponferradina) y el propio madrileño sumaron nuevos tantos. El historial de anotadores lo cierra Pedro Ríos, que vio puerta y dio los tres puntos al Córdoba en Zaragoza. Está claro que a la escuadra de José Luis Oltra, si bien le falta afinar puntería, tiene hombres con olfato, o al menos hambre de diana. El valenciano, de hecho, defendió esta idea varias veces las últimas semanas, pero falta todavía que quede plasmado en el campo.

Por otro lado, se da la circunstancia que ninguno de los goles tampoco tuvo factura similar. El Córdoba, hasta ahora, marcó de seis maneras diferentes, entre las que se incluyen también la estrategia, como fue el caso del gol de Florin ante la Ponferradina –tras un saque de esquina–, o de falta directa, como lo fue el de Sasa Markovic en Leganés. Visto lo visto, queda convenientemente comprobado que lo importante no es la forma, ni el autor, sino que llegue el gol. En la búsqueda de una mayor colección de dianas anda la escuadra califal, que mientras tanto saca buen rendimiento de cuantas anota.

Etiquetas
stats