La necesidad de una reacción para aspirar a la sexta plaza

Obregón trata de robar el balón a un rival FOTO: LARREA
El Lucena recibe al Melilla este domingo con la intención de vencer tras cinco jornadas sin hacerlo y poder así seguir en la lucha por un lugar en la Copa la próxima temporada

Ya no tiene apenas posibilidades de cumplir su sueño. Su mala dinámica en las cinco últimas jornadas ha hecho olvidar al Lucena el reto de alcanzar la cuarta plaza de la tabla del Grupo IV de Segunda B. Aunque las matemáticas hablan de que todavía lo puede conseguir, lo cierto es que se tendrían que dar muchos condicionantes para que así fuera. El conjunto celeste no podrá repetir presencia en el play off de ascenso por tercera temporada consecutiva. Sin embargo, mantiene sus opciones de participar la próxima campaña en la Copa del Rey. Para ello necesita una reacción que le haga recuperar terreno perdido respecto de la sexta posición, que en estos momentos es de la Balompédica Linense. El equipo que dirige Falete recibe al Melilla con esa intención de dejar atrás las cinco semanas que encadenó sin ganar.

La racha de los lucentinos no queda en ese dato, puesto que además en las últimas tres citas ligueras no lograron ni siquiera sumar. No en vano, el anterior domingo sumó su tercera derrota seguida en Arroyo de la Luz, en un encuentro que quizá fue de los peores del cuadro aracelitano en el presente campeonato. Pero eso es agua pasada y ahora tiene la oportunidad de recuperar la sonrisa que otorga el triunfo y seguir con las aspiraciones de jugar el trofeo copero la siguiente temporada. Son cuatro puntos los que distancian al conjunto celeste en estos momentos de ese objetivo, de forma que la escalada en la tabla ha de comenzar ante un Melilla que llega con la tranquilidad de haber cerrado, aunque no matemáticamente todavía, su permanencia en la categoría.

Los norteafricanos visitan el Ciudad de Lucena tras vencer por 2-0 a El Palo y también después de conocer que su técnico, Juan Moya, no continuará la próxima campaña. El preparador del equipo melillense no podrá contar para este choque con Mahanan y Moha. En cuanto al conjunto lucentino, Falete habrá de hacer frente a las bajas de Pepe Díaz, por sanción, y de Clavero e Ismael, lesionados. La primera de estas dos últimas ausencias será ya para todo lo que resta de campaña. Así las cosas, y con la salida de Marcos rumbo a Lorca -fichó por La Hoya-, el entrenador cordobés tendrá que resolver la papeleta para obtener al fin una victoria tras cinco jornadas. El partido se disputará en la mañana del domingo, a las 13:00, y estará dirigido por el aragonés Herrero Arenas.

Etiquetas
stats