Una necesidad imperiosa y varias opciones para cubrirla

Arturo protege un balón ante un jugador del Murcia. FOTO: MADERO CUBERO
El Córdoba debe marcar en La Condomina si desea continuar en la lucha por el ascenso, una obligación para la que Ferrer habrá de resolver alguna que otra incógnita

La continuidad del sueño sólo es posible con el gol. Tan cerca está la posibilidad de seguir en la lucha por dar el salto de categoría como lejos puede quedar. La diferencia entre una opción y otra pasa por perforar las mallas de la portería rival. El Córdoba tiene la necesidad de marcar, así como de no caer derrotado -le vale el equilibrio en el tanteador-, para mantener sus aspiraciones de pelear por el ascenso a Primera. Es la realidad a la que se enfrenta el conjunto blanquiverde después de empatar a cero con el Murcia en el encuentro de ida de la primera eliminatoria del play off. Así las cosas, el equipo de Albert Ferrer ha de viajar a la Condomina con la única idea de cumplir con la obligación de batir a un Casto que acumula 292 minutos sin encajar un solo tanto. Por tanto, tendrá que repetir el guión que siguió lejos de El Arcángel en el tramo final del campeonato regular de Segunda A. En los últimos siete partidos que disputó como visitante anotó y sólo perdió uno, antes de iniciar su gran racha en El Molinón. De esta forma, buena parte de las miradas atienden a la parcela ofensiva del cuadro califal y a los hombres que en ella pueden actuar.

Precisamente la línea de vanguardia contó a lo largo de la temporada con un buen número de modificaciones, de las cuales algunas se mantuvieron también en el cierre de la temporada. Si se toma como referencia inicial el duelo con el Sporting en tierras asturianas y se observan las diez últimas jornadas del curso de plata más el primer choque de las eliminatorias por el ascenso, salta a la vista el cambio que se dio en la punta de ataque. En esa posición se repartieron titularidades Xisco y Arturo, que fue quien gozó de ella en el más reciente partido de los blanquiverdes, el que jugaron ante el Murcia el pasado miércoles. El cartagenero sumó otras tres oportunidades en el once inicial desde la fecha señalada y entró desde el banquillo en otras tres ocasiones, por lo que el balear le ganó la partida en ese período. Lo que sí compartieron ambos es el número de goles que hicieron, pues tanto uno como otro sólo lograron aguar la fiesta al guardameta rival una vez. El mallorquín lo hizo ante el Hércules (jornada 35), mientras el delantero llegado en el mercado invernal procedente de La Roda marcó en el duelo con el Alcorcón en la anterior fecha (34).

Es duradera la sequía de los dos hombres que suelen ser referencia de los califales en ataque. Dicha circunstancia no pesó debido al acierto que tuvieron otros futbolistas que actúan en la parcela ofensiva. El ejemplo más claro en este sentido fue el de Pedro, que marcó cinco de los últimos 13 tantos del conjunto blanquiverde, en algún partido incluso a pares -en Gijón-. El de Aspe tomó protagonismo en el tramo final del campeonato gracias a una magnífica aportación en la línea de vanguardia, así como en labores defensivas. Los diez últimos partidos del curso regular de Segunda A más el primero de play off los jugó completos. El papel de fijo también lo tuvo Uli Dávila en ese período también lo tuvo Uli Dávila, que sólo dejó de aparecer en el once en dos ocasiones, la última ante el Murcia. El mexicano anotó dos tantos que valieron cuatro puntos y en la Condomina recuperará su sitio en la media punta, que le ganó Pelayo el miércoles.

La participación del asturiano fue más escasa en el tramo final de la temporada, en que sirvió a Ferrer de comodín para dar refresco a sus hombres de ataque. En el duelo primero de los dos que debía afrontar el Córdoba ante el Murcia gozó de la confianza del preparador catalán para jugar de inicio, pero no le sonrió la fortuna y acabó lesionado y queda ahora en el dique seco por una luxación de codo. Por problemas físicos se perdió la más reciente cita de los califales López Silva, cuyo regreso al equipo este domingo es la duda más importante. El lugar del onubense, que fue una de las piezas clave del engranaje blanquiverde esta campaña, lo podría ocupar una vez más Juanlu, que volvió a gozar de minutos ante los pimentoneros después de seis encuentros sin aparecer sobre el verde. De hecho, para cinco de ellos no estuvo ni siquiera convocado. Aunque para la banda izquierda existirá otra opción para el choque de la Condomina, que pasa por dar la titularidad a Nieto. El madrileño, que no pudo disputar el encuentro de ida de la eliminatoria con los granas por la misma razón que López Silva, entró algo más en los planes del técnico y quién sabe si tendrá un hueco en el once en caso de que el de Huelva no esté disponible. Sean quienes sean los futbolistas que jueguen sobre el césped del estadio murciano, todos habrán de responder a la necesidad imperiosa de marcar que tiene el cuadro cordobesista.

Etiquetas
stats