Los minutos finales, una odisea para el Córdoba

Jugadores del Villarreal celebran uno de sus goles al Córdoba. | MADERO CUBERO
El conjunto blanquiverde encajó casi la mitad de los goles que acumula en contra en la última media hora de sus partidos, si bien apenas dos fueron decisivos en modo alguno

La resistencia acaba en el tramo final de cada contienda. Porque es en la última media hora de partido cuando el rival encuentra mayor facilidad para golpear. En ese período de juego es cuando el Córdoba encaja más goles, dividido el encuentro en tres partes de similar tiempo. Transcurridas 16 jornadas del campeonato, las que se disputaron antes de alcanzar el presente descanso por Navidad, el conjunto blanquiverde recibió casi la mitad de los tantos que anotaron los adversarios en esos 30 minutos. Aunque bien es cierto que pocos resultaron definitivos, pues la mayoría sirvieron únicamente para inclinar la balanza del bando contrario. Con todo, no lo es menos que entonces el cuadro califal parece perder una fuerza que flaquea en la segunda parte de los duelos, ya que tras el descanso llegaron más del 50 por 100 de los disparos que acabaron por perforar las mallas de la meta defendida por Juan Carlos. Tampoco se le dio bien al equipo el espacio que marcha del minuto 20 al 30, en el que el guardameta terminó batido siete veces.

Fue el último período de los encuentros el que peor sabor de boca dejó hasta ahora al Córdoba, que atendió cómo los rivales perfilaban sus victorias. En la media hora final de los choques encajó el conjunto blanquiverde 13 goles, de los cuales apenas dos tuvieron un efecto decisivo en el resultado final. En ambos casos, el adversario evitó el triunfo califal, que se habría dado igualmente lejos de El Arcángel. Primero sucedió en Getafe, donde un gol de Babá al paso por el minuto 88 dio al traste con la opción de vencer al fin de los califales, entonces dirigidos por Albert Ferrer. Casi dos meses después, ya con Djukic en el banquillo, el Elche logró una igualada que fue definitiva cuando cedía por 0-2. Precisamente en ese partido, los cordobesistas encajaron dos dianas en los 30 últimos minutos, al igual que les ocurriera en el Vicente Calderón y ante el Sevilla en El Arcángel. El Barcelona fue el conjunto que mayor partido obtuvo de la debilidad blanquiverde en ese tramo, ya que batió tres veces a Juan Carlos. Por su parte, el Real Madrid y el Villarreal marcaron para certificar la consecución de los tres puntos y el Valencia culminó su goleada en Mestalla.

Pero no es el tramo final de los partidos el único que resulta doloroso para el Córdoba, que parece flaquear entre los minutos 20 y 30. En ese período, recibió siete goles, de los cuales casi todos dibujaron la derrota. Sólo el tanto anotado por la Real Sociedad en la novena jornada, en el estreno de Djukic al frente del equipo, no contó con tres puntos de valor. En esos instantes, tanto el Málaga como el Valencia consiguieron encarrilar sus triunfos con dos dianas. Mientras, el Real Madrid y el Villarreal lograron tomar una ventaja que ampliaron en la última fase de los encuentros.

En cuanto a los goles a favor, el Córdoba necesitó de una hora o más para marcar en la mayor parte de las jornadas disputadas. Apenas cuatro de sus 11 goles anotaron los blanquiverdes antes de alcanzar los 60 minutos. Uno de ellos llegó también en la segunda parte de los distintos duelos, en la que el cuadro califal pareció encontrar su olfato de cara a la puerta rival. Así, sólo en Almería, Elche y Bilbao pudo perforar las mallas de la meta contraria antes de marchar a vestuarios. Por otro lado, en el último cuarto de hora batió en cinco veces al guardameta del conjunto adversario. Ese dato representa fielmente la dificultad del equipo para ver portería.

Etiquetas
stats