El marcador se detiene un año y medio después

Erik Expósito, en un lance del duelo con el Alcorcón | ÁLEX GALLEGOS

Importante es siempre, pero esta vez toma un protagonismo mayor si cabe. Es el gol, el ingrediente principal del fútbol. Un condimento necesario que en el inicio del curso 2018-19 está presente en todo momento, de un modo u otro, para el Córdoba. Incluso debido a su ausencia absoluta, como ocurriera el domingo ante el Alcorcón. La visita de los madrileños a El Arcángel deja el aspecto positivo de mantener la portería a cero por vez primera esta temporada después de encajar la friolera de diez tantos en las tres anteriores jornadas. El dato permite pensar en una mejoría del cuadro califal, al que sin embargo todavía se le resiste el triunfo. Esta circunstancia conlleva a su vez el primer empate sin dianas para el conjunto blanquiverde después de 18 meses.

El marcador se detiene un año y medio después para el Córdoba. Los de José Ramón Sandoval igualaron a cero con el Alcorcón y de esta forma acababan con un extenso período sin un resultado como éste. Tanto es así que la pasada campaña jamás se dio un tanteador como el del domingo en los encuentros disputados por el cuadro califal, que o bien marcó o bien recibió algún gol. Así, hay que remontarse a la jornada 30 de la temporada 2016-17 para contemplar un 0-0 en un partido de los blanquiverdes. Fue también en El Arcángel, curiosamente, y se produjo el 30 de marzo de 2017. Entonces los cordobesistas, dirigidos por Luis Miguel Carrión, y el Numancia cerraron con tablas un choque que resultó tan insulso como indicó después del electrónico.

Desde aquel duelo hasta el del domingo jamás se repitió un empate a cero siempre que el Córdoba estaba sobre el césped. El equilibrio final tuvo una doble vertiente positiva, por cierto. Por un lado, el conjunto blanquiverde puso punto final a la brecha abierta a nivel defensivo durante el comienzo del campeonato liguero. El balance de las tres primeras jornadas en este sentido era desolador: los de Sandoval encajaron diez goles, más de tres por partido. Había que taponar la herida y los califales por fin lo consiguieron ante el Alcorcón. Este paso adelante sirvió para volver a sumar después de ceder dos claras derrotas ante el Oviedo (2-4) y el Albacete (3-0). La última debió suponer un punto de inflexión. Es lo que esperan desde el cuerpo técnico y la plantilla de cara a las siguientes fechas de la campaña.

Pero no todo fue positivo, o no tanto en el encuentro ante el conjunto madrileño. No en vano, el Córdoba sigue sin conocer el triunfo debido a que fue incapaz de marcar para romper la igualdad del marcador. Ésta es la segunda jornada consecutiva en la que el equipo de Sandoval no consigue ver puerta, ya que le sucedió anteriormente en su visita al Carlos Belmonte. Resulta curioso el cambio habido en materia anotadora para los blanquiverdes. Venían de encadenar nada más y nada menos que 20 encuentros oficiales con al menos un gol a favor. Su potencialidad ofensiva sobresalió además en las dos primeras fechas de esta 2018-19, que completó como el máximo realizador de Segunda A con cinco tantos. Sin embargo, ahora encara una sequía inesperada que es el siguiente problema a solventar.

Etiquetas
stats