Donde manda el gol no basta con los buenos propósitos

Tana consigue el único gol del partido | MADERO CUBERO
Un tanto de Tana resulta suficiente a Las Palmas para lograr el triunfo ante un Córdoba voluntarioso y con corazón en la segunda parte, pero poco acertado

Pareciera que no acaba de creer en sus opciones. O más bien, no sabe definir bien todo cuanto sabe hacer. El Córdoba tropezó nuevamente cuando la victoria le podía conducir al play off. De esa zona no saldrá Las Palmas, que se convirtió esta vez en el brazo ejecutor para el destrozo de las ilusiones blanquiverdes. Un gol de Tana antes del descanso fue suficiente para que el conjunto canario se hiciera con los tres puntos. El fútbol que aportó el equipo de Lobera, muy similar al que propusieron los de Ferrer. En ocasiones dominaron unos, en otras lo hicieron los adversarios. Y así las ocasiones no se contaron en demasía. Porque faltó la ansiada combinación y sin eso es difícil mirar a la portería contraria. El choque en que se estrenó Raúl Bravo como capitán de la escuadra califal transcurrió entre el deseo no conseguido de dar buen trato al balón y la falta de claridad de ideas en ataque. Sucedió por parte de los dos contendientes, si bien los dos lo intentaron. Ganó el visitante.

Existían varias dudas para el once. Quizá la principal era conocer quiénes ocuparían el doble pivote ante la ausencia de Abel Gómez y Luso. Ferrer resolvió la ecuación sin la presencia de Obiora. El nigeriano dejó su sitio a Fran Cruz, que estuvo acompañado de Pelayo en el centro del campo. En el centro de la zaga, Iago Bouzón recuperó su lugar, al igual que lo hizo en el lateral izquierdo Samu de los Reyes. A pesar de que el técnico ensalzó la labor de Pinillos en Girona, éste acabó por ser su descarte. Nieto en la derecha por Gunino. Lo que no cambió fue el planteamiento. De nuevo, el Córdoba apareció sobre el campo con la idea de ganar la partida a partir de la presión. Lo logró, aunque no encontró ese juego de combinación que parece buscar. No al menos de manera continuada. Mientras tanto, Las Palmas anduvo un tanto descolocado en los primeros minutos.

En esos compases, lo mejor fue un balón en largo de Pelayo para Nieto, que ganó línea de fondo y colocó el centro. López Silva no llegó a conectar. El onubense sí disparó en la siguiente jugada, pero cruzó demasiado. Transcurría el tiempo y el partido entraba poco a poco en una fase complicada. Sobre todo para el espectador, ya que apenas había fútbol y mucho menos tiros a puerta. El primero fue de Aranda en el minuto 14. El delantero obligó a Saizar a intervenir para que las cosas tomaran aún peor color para la parroquia blanquiverde. El encuentro no mejoró, si bien el conjunto califal contó con algunos detalles de ese concepto de toque que pretende Ferrer. Con todo, la siguiente intentona en portería rival fue nuevamente para Aranda. En el minuto 25 cabeceó un centro de Ángel que detuvo Saizar sin problemas. Más clara fue la que tuvo tres después Las Palmas, pero por fortuna Raúl Bravo desbarató la ocasión de los canarios.

Parecía algo más abierto el encuentro en los últimos instantes y así continuó en el tramo final del primer acto, aunque con poco que contar en ataque. López Silva lo intentó a la media hora y Asdrúbal se topó seis después con la zaga blanquiverde. El mismo jugador completó una gran acción individual posteriormente para colocar un balón a Aranda que hubiera terminado en tanto de no ser por la aparición providencial de Campabadal. Fue en el 38, cuando el Córdoba recibió un mazazo. Tana cabeceó en el segundo palo un buen centro de Dani Castellano y adelantó a los de Lobera. El remate fue inapelable. Para la reanudación, Ferrer confió la búsqueda del gol a Xisco, que entró por Arturo. El balear la tuvo en dos ocasiones en poco más de diez minutos. La mejor fue la primera, en que cabeceó un esférico dispuesto desde el córner y se encontró con Barbosa. El Córdoba se encontraba mucho más cómodo en la segunda parte, tanto que tuvo el cuero y generó más ocasiones.

En una de ellas el balón besó las mallas de la portería visitante, pero el tanto no subió al marcador. Un saque de esquina cerrado lo remacha Iago Bouzón en boca de gol, pero cae el guardameta de Las Palmas y el árbitro señala falta. Definitivamente, los califales se habían hecho con el control del partido y buscaban el empate. Pero hubo tiempo para un susto de los canarios. Un disparo de Valerón obligó a Saizar a realizar una intervención de mérito para evitar el 0-2. Cuatro después el equipo de Lobera se quedó con uno menos al ver la segunda amarilla Momo. Esto terminó por enchufar a los de Ferrer, que insistieron pero sin crear excesiva sensación de peligro a Barbosa. Raúl Bravo se topó en el 78 con un zaguero y Pedro no encontró rematador en un pase tras una colada en que dio el susto de quedar lesionado. Sí intervino, aunque sin apuros, el guardameta visitante a disparo de Pelayo en el 83. Ya en el descuento, Xisco falló una ocasión que sólo podía terminar en diana. Al final, el Córdoba no pudo igualar un encuentro en que quizá dispuso de carácter y no demasiado del fútbol de elaboración y combinación que se dice buscar. Las miradas y los cánticos se dirigieron tras el último pitido del colegiado hacia el palco.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA CF, 0: Saizar, Campabadal, Iago Bouzón, Raúl Bravo, Samu de los Reyes, Nieto (Pedro, 64´), Fran Cruz, Pelayo, Juanlu (Uli Dávila, 71´), López Silva y Arturo (Xisco, 46´).

UD LAS PALMAS, 1: Barbosa, Ángel, David García, Deivid, Dani Castellano, Tana (Valerón, 55´), Javi Castellano, Apoño, Momo, Asdrúbal (Nauzet Alemán, 69´) y Aranda (Vicente Gómez, 77´).

GOL: 0-1 (38´) Tana.

ÁRBITRO: González Fuertes (Comité Asturiano). Expulsó por doble amonestación al visitante Momo (74´). Mostró tarjeta amarilla a los locales López Silva y Pedro; y a los visitantes Deivid, Asdrúbal, Apoño, Dani Castellano y Nauzet Alemán.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésima jornada de Segunda A, disputado en El Arcángel ante 9.241 espectadores.

Etiquetas
stats