Locos por el Córdoba: una odisea en Cádiz

.

¿Cuándo un partido de fútbol puede convertirse en una auténtica historia que contar? Pues éste es uno de esos casos. Unos aficionados cordobesistas tuvieron que vivir una auténtica odisea para llegar al partido que enfrentaba al conjunto blanquiverde y al Cádiz B en la Ciudad Deportiva Bahía de Cádiz. En un encuentro que fue, según el técnico Raúl Agné en declaraciones en Canal Sur, “malo de cojones”, pero que tuvo elementos que no pudieron verse a través de las cámaras de televisión, pero que no pasaron inadvertidos para los espectadores que, por suerte o por desgracia, acudieron a tal choque.

El duelo correspondiente a la jornada vigésimo sexta del Grupo IV de Segunda División B empezó con unos aficionados disfrazados de jeques, posando para las fotos con el consejero delegado Javier González Calvo, y terminó con el portero local Juan Flere haciendo sus necesidades fisiológicas a prácticamente diez metros de donde se ubicaba la grada blanquiverde (mientras atendían a otro jugador). Sin embargo, el partido ya fue extrañamente surrealista muchas horas antes del pitido inicial. David Cañero y dos amigos suyos tuvieron el placer de llegar al encuentro con los árbitros de la contienda, quienes les recogieron haciendo autostop después de hacer cinco kilómetros andando, pero, ¿cómo llegaron a esta situación?

“No podíamos dormir después de pasar el día en Cádiz y decidimos irnos a Puerto Real”, afirma el propio Cañero a CORDÓPOLIS tras su ajetreado viaje. Un plan que comenzó de una simple locura, ya que “nosotros íbamos con una peña al partido, pero salió la oportunidad de pasar el día allí”, aunque no todo ocurrió como ellos esperaban. Al no poder dormir en la capital, decidieron ir al hospital del pueblo gaditano y pasar la noche previa al partido en una sala de espera. Al entrar y sentirse incómodos, los jóvenes cordobesistas decidieron poner rumbo a la Ciudad Deportiva y parar a desayunar por el camino, porque “la otra opción era intentar dormir en la cafetería de un tanatorio, pero a eso ya me negué”, explica Cañero. Todo ello antes de encontrarse con los árbitros a tan solo un kilómetro. Los colegiados invitaron a subir a los cordobeses después de que pasaran los jugadores del filial gaditano. Una vez en el campo, los protagonistas esperaron hasta que abrió la zona visitante y se tomaron una ligera siesta antes de comenzar el encuentro. Con o sin dificultades, sin duda, el choque frente al Cádiz B dejó detalles de lo que la afición blanquiverde está dispuesta a dar por su equipo.

https://twitter.com/dacadu96/status/1231700362953940993?s=20

https://twitter.com/dacadu96/status/1231712558555508737?s=20

https://twitter.com/dacadu96/status/1231712586795712512?s=20

Etiquetas
stats